Los chacareros coparon la plaza de Santa Fe y el balcón de Binner