Los consumidores, entre la incertidumbre y el apuro por comprar