Los distritos del conurbano en los que se focalizará la batalla con el peronismo

Macri y Vidal en una recorrida por San Martín en 2017
Macri y Vidal en una recorrida por San Martín en 2017 Fuente: Archivo
En el macrismo confían en poder conquistar bastiones del PJ y el interior provincial a pesar de las complicaciones en la economía y las encuestas de opinión; la mayoría de los jefes comunales apuesta a revalidar su poder
Javier Fuego Simondet
(0)
1 de febrero de 2019  

En el conurbano y en el interior bonaerense se espera un 2019 de fuerte competencia electoral entre Cambiemos y el Partido Justicialista . En ambos bandos se persigue el mismo doble objetivo: sumar más distritos a los que actualmente se gobiernan y, así, desbancar a varios intendentes del espacio político rival que irán por la reelección. Tanto el oficialismo provincial como el peronismo tienen claramente identificados los distritos en los que pueden quedarse con la intendencia y desalojar del poder al oponente.

En Cambiemos confían en seguir sumando distritos a su cosecha de 2015. Una alta fuente del gobierno de María Eugenia Vidal planteó a LA NACION al menos cuatro casos de municipios importantes del conurbano que maneja el peronismo en los que creen muy probable alzarse con una victoria. Son San Martín, Tigre, Hurlingham e Ituzaingó, en los que Cambiemos se impuso en las elecciones de concejales y consejeros escolares en 2017.

"En San Martín tenemos gran potencial con Santiago López Medrano como candidato", afirmó la fuente bonaerense al mencionar la postulación del ministro de Desarrollo Social bonaerense para competir contra Gabriel Katopodis.

En Tigre, cuyo intendente es el massista Julio Zamora, el candidato que presentará Cambiemos es el actor y actual concejal Segundo Cernadas. En Hurlingham, Lucas Delfino es la apuesta para desbancar a Juan Zabaleta. En Ituzaingó, Cambiemos probablemente tenga interna entre Gabriel Pozutto y Gastón Di Castelnuovo para buscar ganar el distrito que gobierna el peronista Alberto Descalzo.

Entre las posibilidades de pelear el poder local, también nombran las candidaturas de Gladys González y Evert van Tooren. González disputará Avellaneda contra el kirchnerista Jorge Ferraresi; Van Tooren, actual concejal, es el postulante en Esteban Echeverría para pelear contra Fernando Gray.

"Llegamos bien en ambos distritos", dijo la fuente bonaerense. Cañuelas, que el peronista Gustavo Arrieta domina políticamente desde 2007, es otra esperanza de Cambiemos: "Podemos andar bien con Santiago Mac Goey", sumó el dirigente consultado.

Buena parte de la expansión que imaginan en Cambiemos está en el interior bonaerense. En esa lista figuran San Antonio de Areco (el candidato es Francisco Ratto); Salto (Daniel Arimay); Benito Juárez (Juan Camio); Exaltación de la Cruz (Raúl Sancho); Roque Pérez (Juan Cravero), y Villa Gesell (Luis Baldo), todos en manos de intendentes kirchneristas. También Tres Arroyos, aunque allí gobierna un espacio vecinalista al que esperan vencer con Laura Aprile como candidata.

El peronismo

Para el PJ, las elecciones de este año son un objetivo fundamental para recuperar parte de los 37 distritos que Cambiemos le ganó en 2015.

"Estamos encuestando en la provincia. Vemos muy bien a los intendentes del PJ y tenemos amplias posibilidades en el resto de los distritos. Cambiemos tiene malas gestiones. Un caso emblemático es General Pueyrredón, que tiene una gestión que por momentos roza el ridículo [el intendente es Carlos Arroyo]", señaló a LA NACION Fernando Gray, presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría.

En el peronismo provincial consideran que en algunos distritos que hoy no gobiernan tienen asegurada una victoria; en otros, afirman que darán pelea, y también individualizan casos en los que podrían competir con chances, pero admiten que no tienen un candidato fuerte.

En el conurbano, según pudo saber LA NACION, el PJ cree que puede reconquistar Pilar y Berisso. En Pilar, que gobierna Cambiemos con Nicolás Ducoté, el candidato del PJ es Federico Achával, exjefe de Gabinete de Humberto Zúccaro, el intendente del PJ que cayó en 2015.

"En Berisso [el intendente es el radical Jorge Nedela] tenemos a [Enrique] Slezack y a [Juan Ignacio] Mincarelli", señaló a este diario una calificada fuente del peronismo bonaerense.

En Brandsen, el PJ considera que tendrá un triunfo seguro. El municipio lo gobierna Cambiemos, el intendente es Oscar Cappelletti. "Es un distrito que perdimos por 100 votos; Gastón Arias ganará seguro", agregó la fuente consultada, que identificó a General Rodríguez y Luján como otros distritos en los que podrían desbancar a Cambiemos.

San Vicente, donde el candidato peronista es Nicolás Mantegazzo, es "un distrito ganado", afirmó. El kirchnerismo ganó allí las legislativas locales en 2017 por escaso margen sobre Cambiemos.

Lanús y Quilmes son dos distritos de peso en los que el PJ cayó a manos de Cambiemos en 2015 y en los que aspiran a hacer buenas elecciones.

En Lanús confían en ganar porque "la imagen de Mauricio Macri está muy mal" y esperan que afecte las posibilidades del intendente Néstor Grindetti. "Tenemos a Darío Díaz Pérez y a Edgardo Depetri", apuntó la fuente del PJ bonaerense ante LA NACION.

En Quilmes "todavía no hay candidato" peronista definido para competir contra Martiniano Molina.

Los principales objetivos de Cambiemos

San Martín. Un intendente jaqueado y un candidato con fondos sociales: San Martín es uno de los distritos en los que el oficialismo confía poder conquistar. Se suman para eso dos factores. En primer lugar, las oscilaciones políticas del intendente Katopodis, quien fue uno de los puntales del armado massista en 2013, en 2017 apoyó a Randazzo y hoy apoya a Cristina, más por necesidad que por convicción. Enfrente tiene a Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social bonaerense.

Hurlingham. Un alcalde que busca renovar frente a un funcionario de Interior: el intendente es Juan Zabaleta, que asumió en 2015 contra la ola macrista bonaerense. Hace dos años buscó una renovación del kirchnerismo y apoyó a Randazzo, con un resultado electoral malo. Si bien tiene una gestión con alta aceptación, en su territorio el macrismo instala desde hace tiempo a Lucas Delfino, que trabaja como subsecretario de Relaciones Municipales y tiene apoyo de operadores del Ministerio del Interior.

Avellaneda. Un K puro contra la mujer que logró emular a Vidal: Pocos kirchneristas más auténticamente puros hay en el conurbano que Jorge Ferraresi. Mientras la mayoría de los intendentes recurren a la expresidenta por sus altos índices de popularidad, el hombre de Avellaneda tiene un discurso ideológicamente orgánico. Para desbancarlo, en el oficialismo preparan a la senadora Gladys González, de perfil similar a Vidal

Los distritos en los que se ilusiona el peronismo

Mar del Plata. Una gestión muy cuestionada y la disputa interna en Pro: allí el principal problema del oficialismo es el oficialismo. La gestión del intendente Carlos Arroyo es calificada de "pésima" dentro del propio gobierno de Vidal. Cambiemos tiene dificultades para instalar otros candidatos. Guillermo Montenegro está muy activo, pero compite con Maximiliano Abad y Vilma Baragiola. El PJ sueña con regresar. Sus opciones son Fernanda Raverta y Gustavo Pulti.

Pilar. Un PJ amenazante ante una administración con dificultades: Nicolás Ducoté fue una de las caras nuevas que exhibió el macrismo en el conurbano renovado de 2015. Sus antecedentes en el mundo de las ONG contrastaba con las mañas del peronista Humberto Zúccaro. Ducoté tuvo muchos problemas durante su gestión. Ahora tiene enfrente a Federico Achával, que se entusiasma con arrebatarle el control al oficialismo.

Quilmes. El pasado peronista que busca aprovechar los problemas locales: la labor de Martiniano Molina al frente del municipio es uno los ejemplos de las dificultades que atravesaron algunos intendentes de Pro recién llegados a la política. Allí el peronismo gobernó históricamente, incluso con figuras controvertidas como Aníbal Fernández y Francisco "Barba" Gutiérrez. Hoy el PJ todavía no definió su candidato en el distrito, pero tiene aspiraciones de recuperar el poder.

El kirchnerismo le tiende un puente a Lavagna

El jefe de la bancada de diputados del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi , sostuvo que le gustaría que el exministro de Economía Roberto Lavagna participe de una gran interna del peronismo y que también podría incluir a Florencio Randazzo. "Desde la oposición no nos va a sobrar nada. Si Lavagna decide un rol más protagónico en la construcción de un frente político opositor, bienvenido sea", dijo ayer Rossi en declaraciones a AM 530.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.