El pulso político. Los efectos del voto porteño