Los empresarios piden autoridad al Gobierno

Apoyo a la declaración del estado de sitio
Alejandro Rebossio
(0)
20 de diciembre de 2001  

Los empresarios esbozan diversas soluciones para la actual crisis social, pero coinciden en determinar las causas: la pobreza, el desempleo y, fundamentalmente, la falta de autoridad del Gobierno. Todos apoyan el estado de sitio, reclaman un plan y muchos piden que cambien los actores que lo instrumentarán.

"Hay que ordenar el país, hay que gobernar y evitar el caos", declaró el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Alberto Alvarez Gaiani, mientras manifestantes rodeaban diversas fábricas del sector. El líder de la Copal, la agrupación de mayor representatividad de la Unión Industrial (UIA), calificó la situación actual como "peor que en 1989" por el mayor número de actos vandálicos y apoyó la declaración del estado de sitio. Opinó que "la gente está cansada de la inacción de los políticos, lo que se suma a la miseria y la desocupación".

Ricardo Estévez, director del Banco Velox, recomendó un cambio de política. "Hay que saber mirar la realidad y poner por delante la unidad nacional antes que los intereses sectoriales. Los empresarios debemos estar dispuestos a aceptar medidas que nos afecten", concedió Estévez, que hace cuatro meses inició un proyecto con empresarios para lanzar un plan contra el hambre.

La idea solidaria quedó congelada hasta marzo próximo porque las empresas multinacionales interesadas en participar cambiaron de prioridades después de los atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre pasado.

Sólo anteayer se acercaron a Estévez allegados a la Presidencia de la Nación para pedirle que reflotara su iniciativa. "Debemos entender el sufrimiento de la clase social más necesitada", observó el director del Velox, firma propietaria del 50% de la cadena de supermercados Disco.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) le solicitó ayer al Gobierno y a las administraciones provinciales que pusiera fin a los desmanes contra los negocios. Un comunicado de la CAC señala que las medidas por adoptarse en lo inmediato "deben ser tomadas para salvaguardar los derechos, las libertades, la seguridad y el patrimonio de todos los ciudadanos".

Un directivo de una empresa agroindustrial culpó a la "falta de autoridad" del Gobierno por el desborde la situación social. "Problemas económicos hay en todos los países, pero aquí existe una organización que está aprovechándose de los saqueos", atacó el empresario, que, como muchos de sus colegas, optó por hablar sin nombre y apellido ante la gravedad de la crisis.

El ejecutivo industrial sugirió que prevalezca el orden institucional. "Fernando de la Rúa tiene que terminar su mandato presidencial. Domingo Cavallo es uno de los pocos con capacidad para estar ahora en el Ministerio de Economía, pero debe resignarse a ser el instrumento de aplicación de un plan que salga del acuerdo nacional", agregó.

Los líderes empresariales de distintos sectores, desde la banca hasta la industria y el campo, se reunieron ayer por la mañana con De la Rúa y representantes sindicales, sociales y clericales en la sede de Caritas (ver aparte). Durante la jornada siguieron de cerca las noticias de los saqueos de comercios y los rumores sobre la renuncia del jefe de Estado o de Cavallo.

Algunos ejecutivos ya hablaban del gobierno del peronista Ramón Puerta, titular provisional del Senado y primero en la sucesión presidencial. Otros, sobre el reemplazo de Cavallo por el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo. Había quienes teorizaban sobre el desdoblamiento del Ministerio de Economía: por un lado, quedaría Hacienda a cargo de Daniel Marx -que la semana pasada renunció como número dos del Palacio de Hacienda- y, por otro lado, estaría Producción con algún empresario al frente, tal vez el renuente Oscar Vicente, vicepresidente de la petrolera Perez Companc.

Un banquero, que prefirió guardar el anonimato, exigió directamente un cambio de personas en el Gobierno, aunque aclaró que bastaría con la renuncia de Cavallo. Un alto dirigente empresarial se quejó de la "falta de dirigencia", lamentó que De la Rúa haya perdido la oportunidad de lograr la concertación multisectorial y acusó al Fondo Monetario Internacional (FMI) de permanecer como testigo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.