Los enviados del Gobierno fueron agredidos con piedrazos en el Pu Lof