Los ex dueños quedaron en situación incómoda

Los Ciccone declararon como testigos: buscan evitar el procesamiento
Hugo Alconada Mon
(0)
1 de junio de 2014  

No fue el resultado ideal, pero sí mejor que el que temieron. Así vivieron dentro de la familia Ciccone el llamado a prestar declaración indagatoria del fundador de la imprenta, Nicolás Ciccone, y de su yerno, Guillermo Reinwick, que ahora prometen aportar nuevos datos y evidencias al expediente.

Tanto Ciccone como Reinwick se encuentran bajo la lupa judicial desde las primeras semanas de la causa Ciccone, sospechados de protagonizar negociaciones indebidas con el vicepresidente Amado Boudou, su socio José María Núñez Carmona y y el único rostro visible de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele.

Sin embargo, en diciembre pasado, ambos fueron citados a declarar como testigos en la causa, luego de que el juez federal Ariel Lijo evaluara que podían aportar más datos sobre la operatoria bajo juramento de decir verdad. Su decisión chocó de inmediato con la oposición del fiscal Jorge Di Lello, de la defensa compartida por Boudou y Núñez Carmona, y del abogado de Vandenbroele.

Para Di Lello, tanto Ciccone como Reinwick podían incriminarse a sí mismos y como testigos carecían de las garantías indispensables para defenderse, por lo que sus dichos podían nulificarse y afectar la solidez de la investigación. Para las defensas, la decisión de Lijo violaba el debido proceso legal y afectaba los "derechos constitucionales" de sus clientes, por lo que apelaron a la Cámara.

Después de varias semanas, y rodeada por las especulaciones sobre los votos de los jueces Eduardo Farah, Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, el tribunal evaluó dar a conocer su fallo este viernes, día en que al final se difundió la decisión de Lijo de citar a Boudou, a Núñez Carmona y a Vandenbroele a declaración indagatoria.

Lijo también optó por reducir los riesgos y "teniendo en cuenta", concluyó, "que están vigentes los planteos efectuados por la defensa en torno a la nulidad de dos declaraciones testimoniales", optó por encuadrar a Ciccone y a Reinwick como imputados y citarlos otra vez al juzgado, tras relevarlos "del juramento prestado oportunamente, debido a que la declaración indagatoria es el acto procesal que mejor asegura el derecho de defensa". Así, aunque la Cámara estaría en condiciones de emitir su fallo sobre los recursos de las defensas "no la semana venidera, sino en la próxima", según adelantó ayer Freiler, se reduce su potencial impacto sobre el avance de la investigación.

Ahora los Ciccone deberán evaluar si reafirman todo lo que declararon como testigos o retroceden para esquivar un eventual procesamiento. Nicolás Ciccone no adelantó qué hará, como sí lo hizo su yerno, Reinwick, quien prometió aprovechar la oportunidad para aportar más datos. Por ejemplo, sobre un almuerzo con Boudou en el Palacio Duhau.

"El señor Amado Boudou comió conmigo en el Palacio Duhau", afirmó por radio. "Había una tercera persona en esa comida, un empresario muy importante y que, si es necesario, va a decir que estuvo él también", adelantó Reinwick, sin ofrecer más detalles sobre el misterioso tercer comensal.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.