Por la crisis en la Argentina. Los exportadores uruguayos tienen su propio corralito