Economía amenaza con más restricciones a las provincias. Los gobernadores del PJ resisten los recortes