Los gremios del transporte no quieren activar un nuevo paro