Los gremios oficialistas deciden su conducción