Los intendentes del PJ cerraron filas para aprobar el presupuesto de Vidal

Los jefes comunales presionan a sus legisladores para reencauzar la negociación con el oficialismo y condicionan el pacto a una suma extra de fondos coparticipables para obras y seguridad
Jesica Bossi
(0)
5 de enero de 2016  

Treinta intendentes bonaerenses del PJ se reunieron ayer en Almirante Brown
Treinta intendentes bonaerenses del PJ se reunieron ayer en Almirante Brown Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Almirante Brown

Urgidos de fondos y con el objetivo de hacer valer su peso territorial, 30 intendentes peronistas se reunieron ayer para cerrar filas y reclamar a los legisladores de su propio espacio que reencaucen las conversaciones y le aprueben el presupuesto a María Eugenia Vidal.

La pelea bonaerense por el endeudamiento y el reparto de recursos tuvo un primer impacto en el pelotón de jefes comunales: asistieron representantes de las distintas tribus de un PJ fragmentado y envuelto en una crisis de liderazgo después de la peor derrota en el máximo bastión electoral en los últimos 30 años.

Anoche, seguía la cumbre en Almirante Brown, distrito de la tercera sección elegido para sellar la paz interna y diseñar el nuevo pliego de condiciones. "Más importante que los números es el qué y el cómo", aclaró a LA NACION el anfitrión, Mariano Cascallares. Ésa es la premisa que llevarán al encuentro que convocaron para hoy, con diputados y senadores provinciales del Frente para la Victoria (FPV), una apuesta que resume su propósito de fondo: recuperar influencia en el mapa político.

"Están desesperados llamándonos a todos", relató un jefe comunal. Así, para no debilitarse y profundizar las grietas, respondieron a los emisarios de Vidal y quedaron en organizar una postura unificada. Desde el gobierno bonaerense, admiten que se reabrió el diálogo y aspiran a tratar la "ley de leyes" la semana que viene.

"Vamos a acompañar siempre y cuando se garanticen obras para los municipios, partidas para equipar las policías locales y mejorar la seguridad, y todo lo que sirva para la calidad de vida de los vecinos", explicó Gabriel Katopodis, de San Martín.

Si bien no se aferran a cifras, el piso del que parten consiste en habilitar un endeudamiento por $ 45.000 millones y otros $ 15.000 millones como una suma extra de fondos coparticipables a municipios destinados a planes concretos. Eso totaliza unos 60.000 millones, que es superior a los $ 35.000 millones que pretendía el bloque K e inferior a los $ 110.000 millones que pidió Vidal.

"La idea es fijar un estrategia política integral porque hasta ahora hubo mucha desprolijidad", opinó otro alcalde. El pase de facturas interno apunta, especialmente, al jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, José Ottavis. El dirigente, miembro de la mesa de conducción de La Cámpora, quedó en el fuego cruzado por la táctica parlamentaria desplegada la semana pasada. A último momento, la bancada no dio quórum para la sesión en la que iba a tratarse el presupuesto.

La presunta invocación de una orden de Cristina Kirchner aportó más ruido en un diálogo que ya venía con interferencias. "A José le quedó grande el rol. [Sergio] Massa, con menos legisladores, se lo está llevando puesto", sostuvo un intendente. Mientras que en el Senado bonaerense el peronismo se partió en dos, los diputados conviven con una pelea que se agita entre los 24 que funcionan bajo el paraguas de Ottavis y otros doce declarados en rebeldía.

La conformación de una comisión que incluya a intendentes, diputados y senadores pretende ordenar la negociación, evitar más rupturas y, en los hechos, diluye el papel del camporista. Es parte de la cruzada que prometen cumplir en el interior del PJ: cercar al "cristinismo", beneficiado en las listas, pero con pocos votos y estructura que respalde el premio en cargos.

Ayer, consideraban un "éxito" la asistencia en pleno verano, con varios ya de vacaciones. Hubo 30 de 55 intendentes del FPV. Entre los históricos, se arrimaron Julio Pereyra, cacique de Florencio Varela y presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM); Alberto Descalzo, de Ituzaingó, y Alejandro Granados, de Ezeiza.

De los Oktubres, un clan ultrakirchnerista que se formó hace dos años y ahora debate su futuro, estuvieron Francisco Echarren (Castelli), Santiago Maggiotti (Navarro), Juan Pablo De Jesús (Partido de la Costa) y Hernán Y Zurieta (Punta Indio). Ausente con aviso, Patricio Mussi (Berazategui), el rostro mediático del grupo y postulante trunco por la gobernación, batalló su apoyo por WhatsApp.

Pasadas las 19, apareció Walter Festa, intendente de Moreno y una de las pocas estrellas electorales de La Cámpora. Cercano a Ottavis, su participación fue doblemente festejada por peronistas que intentan disputarle poder a la agrupación preferida de la ex presidenta.

Entre los más activos en la coordinación de la cita, estuvieron los miembros de la "Liga de intendentes peronistas", que cuenta en sus filas con los nuevos intendentes y otros que fueron reelegidos en sus cargos, como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Fernando Gray (Esteban Echeverría).

De los más relevantes, no estuvieron la heredera de La Matanza, Verónica Magario, que pasó parte del faltazo y prestó anuencia para la reunión, ni Jorge Ferraresi, de Avellaneda, uno de los que pidieron por Cristina 2019. "Pero estaban de acuerdo", alertaron anoche. Se verá, con los días, si la foto de familia capturada ayer se fortalece.

Radiodrafía de la pulseada

Los números y la opción de un nuevo acuerdo

$60.000

Endeudamiento "razonable"

Con matices, los intendentes consideran aceptable autorizar que la provincia tome deuda por una cifra aproximada de 60.000 millones de pesos, incluidos los recursos para obras en los municipios

El pedido de Vidal

El proyecto que envió la gobernadora a la Legislatura contempla un monto de $110.000, muy superior a los $20.000 que le avalaron a Scioli para 2015

$15.000

Fondos a municipios

Dentro del endeudamiento, los alcaldes del PJ quieren que contemple $15.000 millones coparticipables para planes de infraestructura y seguridad

Mariano Cascallares

Intendente de Almirante Brown

El anfitrión

Es uno de los "nuevos" jefes comunales y ayer su distrito, en la tercera sección, fue base del encuentro. Trabajó con Alicia Kirchner y luego con Scioli. Tiene vínculo con todo el espectro del PJ

Mensaje interno

Los intendentes pretenden una mayor cuota de poder y hacer valer su peso territorial. Así, le marcan la cancha a los legisladores K. Aspiran a convertirse en interlocutores excluyentes con Vidal, y neutralizar el protagonismo de Massa

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.