Los lectores debaten cómo salir de la crisis

Denuncias, interrogantes y propuestas para salir de crisis, esbozadas por los visitantes de LA NACION LINE
Denuncias, interrogantes y propuestas para salir de crisis, esbozadas por los visitantes de LA NACION LINE
(0)
22 de enero de 2002  • 20:32

Debaten la dolarización y la pesificación, exigen el retorno de los capitales fugados al exterior y, ante todo, objetan la existencia del corralito financiero.

Así, expresan su insatisfacción los lectores de LA NACION LINE y participantes del foro “Cambios en la economía”, ante una situación política, económica y social que no encuentra un rumbo cierto.

Las “falsedades” de la crisis

El abogado Osvaldo Duloup consideró, en una carta enviada a LA NACION LINE, que la “deshonestidad” y la “ignorancia” fueron las principales causantes de la actual crisis política-económica que afecta al país.

Para sustentar su idea enumeró una serie de “falsedades” que, según su perspectiva, los argentinos utilizan para explicar la debacle económica.

En primer lugar, destacó que la “no convertibilidad” del peso es “ilegal” porque “viola de manera formal y sustancial la ley” que la implementó, que exigía un respaldo de reservas en dólares. Según el abogado, el desvío de ese aval en moneda norteamericana fue, precisamente, aquello que incurrió en violación de la ley instaurada en 1991 por el ex ministro Domingo Cavallo.

Duloup advirtió, en segundo lugar, sobre la necesidad de identificar al “autor de ese fraude” para que éste asuma las consecuencias del ilícito y no las partes de la relación contractual. El Estado, dijo, debe “resarcir tanto a acreedores como deudores”.

Ese resarcimiento se resume, para Duloup, en la siguiente fórmula: quienes debían “pesos convertibles”, hoy deben “pesos convertibles”. Esto lo explicó el abogado a partir de la existencia de una “identidad entre aquello que se adeuda y aquello que se recibe en cumplimiento de una obligación” estipulada por la Constitución Nacional.

En tercer lugar, estableció que entre las consecuencias del “fin de la convertibilidad” se impondrá una variación en los precios relativos internos y, particularmente, una disminución en el valor de los salarios en relación con su poder de compra.

Por último, criticó la aplicación del “corralito” para “salvar al sistema financiero” porque “con ello se pretende justificar la violación de la propiedad privada.

Peso vs. dólar

“¿Cómo funcionaría la dolarización en la Argentina?”, se preguntaron muchos de los cuatro mil lectores que participaron en “La nueva economía”, el foro de LA NACION LINE.

Para Emiliano se explica a partir de un análisis de los 11 años de convertibilidad. “Con las crisis de Asia, Rusia y Brasil, nuestro país sufrió una devaluación (no explícita, pero cayeron precios y salarios). En esos momentos, nuestra moneda estaba atada a la más fuerte del mundo, el dólar. Al no existir una posibilidad real de ajuste, pues no teníamos libertad de aplicar ningún tipo de política al respecto, el salario fue la variable usada para compensar esta diferencia”.

En tanto, el lector Sureda llamó a “defender nuestra moneda” con una fórmula “fácil” de ejecutar: “Realizar una campaña para explicarle a la gente que si no compra dólares, el valor del mismo no subirá.”

Por el contrario, otro de los participantes que repondía al nombre Pancho dijo que hay que exigir una dolarización de la economía “para que (el Gobierno) no pueda emitir papel sin valor” porque para él “son demasiado corruptos para manejar la máquina de imprimir billetes”.

Además, advirtió sobre la necesidad de “quitarles el poder para deprimir los salarios y confiscar los ahorros”.

El pesificador hizo honor a su apodo y respondió a las declaraciones de Pancho que criticaba la emisión del peso sin respaldo. “Hemos vivido semidolarizados por once años y se emitieron decenas de miles de dólares en bonos de pago de deuda (Lecop, patacones, Quebracho y Cecacor).“

Además, advirtió que al dolarizar “se pierde el manejo de la política monetaria, hecho que impide emitir moneda genuina en los casos en los que es necesario. Por ejemplo, para salir de una recesión al mejor estilo Keynes”.

¿Puede volver el dinero?

“El Juez”, como se identificó en sus mensajes al foro, exigió a los bancos internacionales que devuelvan todos los depósitos extraídos en la denominada “corrida bancaria” porque, según argumentó, ellos “tienen la capacidad de restituir el dinero de los argentinos.”

Otro de los participantes, que se hizo llamar Damnificado IV, denunció la existencia de un supuesto negociado entre el presidente Eduardo Duhalde y el titular de un importante banco. El mismo, garantizaría a los bancos extranjeros el retorno de los depósitos en dólares “fugados”, mientras que las entidades nacionales quebrarían al no contar con esa posibilidad. Estimó, entonces, que las pequeñas entidades nacionales serían absorbidas por las extranjeras.

“Nos pretenden hacer creer que el robo de 100 mil millones de dólares es inevitable”, sostuvo un lector que eligió el nombre de los indios que poblaban la provincia de Córdoba, Comechingones, para participar del foro. Y exigió: “Todos los gobernantes de la Nación de los dos últimos años deben ser detenidos hasta que se descubra dónde fue a parar el dinero.”

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.