Los livings de Larreta, la otra vía para llegar a los desencantados

El propio Macri participó junto con Larreta de una de las reuniones en las casas de los vecinos
El propio Macri participó junto con Larreta de una de las reuniones en las casas de los vecinos Crédito: Juntos por el Cambio
Se realizan en la casa de vecinos que convocan a desilusionados con el oficialismo; participan funcionarios y hay clima de catarsis
Jaime Rosemberg
(0)
1 de agosto de 2019  

Un espacio íntimo, ideal para plantear críticas sin filtro y hacer catarsis en la cara de los propios funcionarios, con la idea de cambiar enojo presente por apoyo futuro a la hora de votar. Así plantean los leales a Horacio Rodríguez Larreta los más de treinta " livings" que ya han organizado en distintas partes de la ciudad, dirigidos a los "desencantados" con el gobierno porteño (y el nacional). Una estrategia subterránea que el jefe de gobierno porteño puso en marcha con el claro objetivo de sumar adhesiones a su reelección en las peleas electorales que se avecinan.

La mecánica de los encuentros, coordinados por el jefe de campaña, Eduardo Macchiavelli, y el subsecretario de Seguridad, Juan Pablo Arenaza, es simple. "Primero nos comunicamos con algún voluntario que sabemos que está enojado con nosotros o alejado del espacio. Después le pedimos que ponga su casa e invite a otros diez vecinos o amigos que piensan como él. Y entonces concertamos el encuentro", asegura uno de los organizadores. Los números que maneja Federico Di Benedetto, joven estratega de la campaña Pro, son cruciales para definir los barrios en los que se concentra el enojo de los desilusionados.

¿Quiénes van? El espacio está reservado a ministros del gabinete de Rodríguez Larreta, candidatos a diputados y legisladores porteños. "Además de servir para convencer gente, los candidatos sienten que son parte de la campaña", aseguran en relación a postulantes, que en los actos de Larreta, Martín Lousteau o Maximiliano Ferraro solo acompañan, y que en los "livings" de discusión tienen un rol protagónico.

Otro de los organizadores de los encuentros detalla los temas principales de queja. El primero es la seguridad, un reclamo que dirigen tanto al gobierno porteño como el nacional. El segundo es tema obligado de los "livings celestes", que protagonizan vecinos opuestos a la despenalización del aborto y para los cuales el oficialismo recurre a Carmen Polledo, Álvaro González y Victoria Morales Gorleri, tres dirigentes macristas que apoyan sus posturas contrarias a la interrupción del embarazo.

"A veces nos encontramos con gente muy fanatizada, con mucho enojo porque nos acusa de haber habilitado la discusión de ese tema en el Congreso. Les decimos que somos la mejor opción a la que pueden aspirar, porque el kirchnerismo y la izquierda están directamente a favor del aborto y en nuestro espacio hay diversidad de opiniones. La mayoría se va conforme", cuentan desde el gobierno porteño.

Cuando quienes van son funcionarios, los reclamos se orientan hacia la cotidianidad de la gestión. "Preguntan por el bache, por la vereda, por el árbol que no sacamos", se resigna uno de los colaboradores de Rodríguez Larreta, quien de todos modos remarca la importancia de "un esfuerzo logístico grande, pero que nos permite llegar a muchos vecinos, y con un costo muy bajo", recalcó.

Para las próximas semanas -y también para los largos dos meses que separan a las PASO de la primera vuelta-, desde la campaña porteña se prevé multiplicar" la estrategia y organizar hasta tres encuentros de ese estilo por día. "Van a participar los radicales y también dirigentes de otros espacios", cuentan cerca de Arenaza, que llegó al macrismo de la mano de Patricia Bullrich.

No se descarta que la propia ministra de Seguridad sea "invitada sorpresa" cuando la seguridad sea el eje del debate, y que el propio Rodríguez Larreta -que ya implementó esta estrategia en 2015- aparezca sin aviso previo por algún departamento o casa en los que se esté llevando a cabo una reunión. Invitado por el jefe de gobierno porteño, el propio presidente Mauricio Macri participó de uno de ellos, la semana pasada, y junto a la fórmula porteña.

La iniciativa también fue utilizada -a menor escala y desde la oposición- por Patricia Bullrich en su candidatura a diputada nacional en 2011, cuando sacó algo más de 7 puntos y superó largamente a Elisa Carrió, que entonces encabezaba su boleta como candidata a presidente y que obtuvo aquel amargo 1,8% en su tercer intento por llegar a la Casa Rosada. "Es una plataforma de soporte de los candidatos principales en la ciudad", resumió uno de los responsables de los livings temáticos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.