Los mercados reaccionaron bien, aunque fue notoria la iliquidez

La Bolsa subió 6% y cayó 144 puntos el riesgo país por la recuperación de los bonos
Javier Blanco
(0)
4 de diciembre de 2001  

Las medidas lanzadas el fin de semana para detener la fuga de divisas del país parecieron encontrar ayer aval en los mercados, a juzgar por la marcada recuperación que mostraron los precios de algunos bonos y acciones locales.

En el marco de una jornada tranquila, pero en la que se hizo notar la falta de dinero en efectivo, la Bolsa de Comercio porteña registró una mejora levemente superior al 6%, en tanto que la tasa de riesgo país cayó 5,6% a partir de la revalorización de los bonos locales más representativos.

De esta manera el sensible indicador cerró la jornada en 3196 puntos, 144 por debajo del viernes, aunque había llegado a tocar los 3105 puntos por momentos. Pero la tendencia bajista se interrumpió cuando la calificadora internacional Fitch bajó "por 30 días" la nota argentina de "C" a "DDD" porque el primer tramo del canje implica, a su criterio, un default.

Según los analistas consultados, la prima del riesgo de inversión bajó porque los operadores creen que se ha despejado el peligro de una devaluación, habida cuenta de que se habilitó la dolarización sin costo de los depósitos.Y se evaluó positivamente la posibilidad que se abre para reducir al mínimo los movimientos de la economía informal, debido a que la mayoría de las operaciones deberán bancarizarse.

Lo importante del día

Pero lo más notorio del día fue que la falta de efectivo y las dudas sobre los alcances de la nueva regulación redujeron al mínimo la actividad: la plaza de cambios no operó, mientras que casi no se transaron títulos públicos ni se realizaron operaciones de préstamos entre bancos. Y que el primer día hábil de vigencia de las restricciones a la extracción de dinero en efectivo pasó sin mayores inconvenientes, a pesar de las expectativas negativas generadas durante el fin de semana.

Pero la naturaleza del plan tuvo impacto. El decreto 1570 dado a conocer el sábado establece un límite de $ o US$ 250 semanales para la extracción de dinero en efectivo de las cuentas, aunque dejando abierta la posibilidad de utilizar sin límites las tarjetas de débito y crédito y los cheques.Y su par 1548 (que fija el reintegro de 5 puntos de IVA en los pagos con tarjeta de débito) coloca a los bancos como eje de la actividad: pasarán por ellos los pagos de salarios, el control de los beneficios impositivos en las compras superiores a los $ 10 pesos y la emisión masiva de cheques que pudiera surgir de la obligación de usar esos documentos para las transacciones superiores a los US$ o $ 1000.

Este dato marcó la operatoria bursátil de ayer y dejó como ganadoras a las entidades financieras que cotizan. El Grupo Galicia (+18,86%) lideró las subas, acompañado por las mejoras del Suquía (8%) y del Francés (5% ).

El total operado en la Bolsa fue de sólo $ 4,4 millones y se detectó una corriente de operaciones con ADR (los certificados de las acciones locales que cotizan en Nueva York) que algunos ligaron a la posibilidad de hacerse de efectivo a través de la liquidación de las operaciones en el exterior.

La plaza porteña recibió bien la resolución 379 de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que a tono con el decreto que establece ajustes en la operatoria bancaria instaló la dolarización de pases y cauciones bursátiles.

"Las entidades autorreguladas deberán ajustar su operatoria a lo establecido en el decreto 1570/01", sostuvo la CNV, que además requirió a las instituciones el dictado de normas necesarias en la órbita de su competencia.

Entre los bonos se registraron subas generalizadas que promediaron el 10%. El Global 2008 cerró a US$ 37 en Buenos Aires y US$ 43 en Nueva York, con una ganancia del 7,03% y 20% respectivamente. Pero al comenzar el día los bonos resignaban valor, algo que se revirtió tras que el subsecretario del Tesoro norteamericano, John Taylor, calificó a las restricciones adoptadas aquí como "pasos importantes para enfatizar la continuidad de la convertibilidad", en la primera declaración de apoyo que recibió la iniciativa desde el extranjero.

Pero el malestar se hizo notar entre los tenedores de Fondos Comunes de Inversión (FCI). Las medidas generan una delicada situación de iliquidez para el manejo de estos instrumentos, que en la segunda quincena de noviembre cayeron un 18,3% al reducirse el patrimonio administrado a 5065 millones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.