Los ministros apuntados por Cristina Kirchner buscan preservar su cargo