Los opositores ausentes admiten culpas, pero apuntan al kirchnerismo por el fracaso de la sesión