Los piqueteros entregaron un petitorio en la Casa de Gobierno

Los desocupados, liderados por Raúl Castells, reclaman empleos y la duplicación del monto de los subsidios
(0)
28 de mayo de 2003  • 14:01

Unos cuatro mil piqueteros, encabezados por el dirigente de jubilados Raúl Castells, entregaron este mediodía un petitorio en Casa de Gobierno dirigido al presidente Néstor Kirchner, en el que reclamaron que se dé prioridad a los desocupados para poner en marcha las obras públicas y se se aumenten los subsidios para desocupados de 150 a 300 pesos, entre otras reivindicaciones.

Luego de dejar el documento en la sede gubernamental -en manos Héctor Pérez, el secretario privado del secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli-, los manifestantes, algunos de los cuales portaban herramientas de trabajo, como palas, "simbolizando que lo que queremos es trabajar, no que nos den limosna", iniciaron una recorrida por los ministerios de Trabajo, Desarrollo Social y Educación para extender allí sus exigencias.

Durante la manifestación, que había sido anticipada a horas de la asunción del presidente Néstor Kirchner, Castells indicó a la prensa que "pedimos ingresar a los planes de obras publicas y condiciones de vivienda que anunció el Gobierno. Es el Gobierno nacional el que tiene que atender los problemas graves de los jubilados desocupados, y de las compañeras de Santa Fe y las zonas inundadas".

Por su parte, Jorge Cevallos, dirigente de Barrios de Pie, aseguró que "nosotros tomamos con respeto la expectativa de la asunción del nuevo gobierno. Venimos a pedir aumento de salarios, jubilaciones y pensiones, la duplicación de montos de los subsidios a desocupados, no sólo como beneficio directo a beneficiarios, sino para reactivar el mercado interno".

Cevallos advirtió que "lo que pasó con los docentes (de Entre Ríos, que a partir de una gestión de Kirchner comenzarán a cobrar sus sueldos atrasados) nos pone muy contentos, y nos parece un buen signo. Pero nos preguntamos por qué se esperó a esta fecha, que se perdieran tres meses de clase. Venimos a plantear que acá no tiene que haber maquillaje de modelo, sino un cambio profundo".

El petitorio, que llevaba la firma de representantes del Movimiento Barrios de Pie, la Corriente Patria Libre, y del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, consta de 20 reclamos, entre los que se destaca el pedido de aumento hasta 800 pesos de los salarios de los empleados públicos y privados y de las jubilaciones y pensiones.

Los piqueteros exigieron también que se amplíen los subsidios a la desocupación y se los aumente a 300 pesos, así como nuevos planes para jóvenes sin empleo y becas estudiantiles.

También pidieron poner en marcha un Plan Alimentario Nacional, apoyo crediticio para Pymes y las economías regionales y la suspensión de todas las ejecuciones hipotecarias.

Además, solicitaron la puesta en marcha de un plan de construcción de un millón de viviendas y de obra pública para crear nuevas fuentes laborales y un aumento de los presupuestos de Salud y Educación.

También exigieron suspender el pago de la deuda externa, que no se aumenten las tarifas de servicios públicos, una reforma impositiva progresista y el fortalecimiento de la banca estatal.

El documento incluye, además, el reclamo para volver al sistema previsional de reparto, que se anulen las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y el fortalecimiento del Mercosur y la integración económica latinoamericana.

Por último, los piqueteros pidieron que se remueva a todos los jueces de la Corte Suprema, y que se investigue "profundamente la corrupción en los gobiernos de Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde".

Los manifestantes entregaron el petitorio después de marchar desde la Plaza de los Dos Congresos hasta la Plaza de Mayo para hacer oír su protesta.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.