Los piqueteros volvieron a las protestas sorpresivas