Los presos por corrupción, atentos al desenlace electoral

El exvicepresidente Amado Boudou
El exvicepresidente Amado Boudou Fuente: Archivo
Algunos creen que su situación podría revertirse si gana el kirchnerismo
Candela Ini
(0)
28 de julio de 2019  

Los exfuncionarios y empresarios que están detenidos por causas de corrupción siguen con atención la campaña. Se trata nada menos que del exvicepresidente Amado Boudou, el exministro de Planificación Julio De Vido, el exsecretario de Obras Públicas José López, el exsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta, el dirigente del partido Miles Luis D'Elía, y los exsecretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. Los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa -dueños del Grupo Indalo- y Lázaro Báez -de Austral Construcciones- también están detenidos con prisión preventiva por causas referidas a hechos ocurridos durante el gobierno anterior.

Algunos están procesados y otros ya enfrentaron el juicio oral y fueron condenados. Ninguno de ellos tiene una sentencia firme, y todos prestan atención a los posibles efectos que tendría sobre su situación un eventual triunfo del Frente de Todos o la reelección de Mauricio Macri.

Durante el gobierno de Cambiemos, la actividad de los tribunales federales se intensificó -en sintonía con el discurso oficial en contra de la corrupción- y decenas de causas de corrupción que habían tenido un curso lento cobraron velocidad. En muchos expedientes se acumuló prueba y se llegó al juicio oral. Otros siguen en instrucción.

De Vido, el hombre que durante la década kirchnerista fue "intocable", fue desaforado por el voto de la mayoría de la Cámara de Diputados y desde octubre de 2017 se encuentra detenido. El año pasado, la causa de los cuadernos de las coimas revolucionó los tribunales; hubo decenas de detenciones y procesamientos. Desde el kirchnerismo, el ritmo de los tribunales y las prisiones preventivas que se dictaron fueron interpretados como una "persecución política".

En un fallo de alto impacto, el presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, ratificó a finales de 2017 la preventiva de De Vido, con el fundamento de que por su poder residual podía entorpecer la investigación judicial en su contra. Con ese argumento, conocido como "la doctrina Irurzun", se confirmaron las prisiones preventivas de muchos exfuncionarios y empresarios detenidos.

El exministro de Planificación Julio De Vido
El exministro de Planificación Julio De Vido Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia

Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, Alberto Fernández y Cristina Kirchner representan los dos espacios más competitivos y, excepto el Presidente, ellos se mostraron en contra de las detenciones que se multiplicaron a partir de la doctrina Irurzun.

Fernández dijo que para detener a Cristóbal López se aplicó una "doctrina vergonzosa". El precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, también dijo que está en contra de la medida y, en una entrevista al sitio Cenital, dijo que "ha habido una exorbitancia en la toma de decisiones". El Presidente es el único de los cuatro integrantes de las fórmulas que no se pronunció en contra.

Las expectativas

"López y De Sousa creen que su prisión preventiva podría ser revocada si ganara Alberto Fernández las elecciones", dijo a LA NACION una fuente de su entorno.

Para Graciana Peñafort, la abogada de Amado Boudou y Roberto Baratta, el Gobierno presionó a los jueces para que los exfuncionarios kirchneristas vayan presos. Consultada por este medio sobre cómo impactaría un eventual triunfo del peronismo en la situación de sus defendidos, dijo: "Alberto dejó bastante claro que no va a impulsar nuevas prisiones preventivas. No sé qué efecto tendría esto sobre las preventivas ya dictadas".

"El fin de la presión del gobierno para que los ex funcionarios vayan presos puede hacer que muten los criterios de tribunales, y que, sin estar presionados, los jueces decidan con más libertad y conforme a derecho", dijo Peñafort. Y agregó: "Nuestra estrategia como abogados es seguir insistiendo en el fin de las preventivas porque son arbitrarias, y que nos abran los recursos".

En el caso de la mayoría de estos exfuncionarios de peso, la Cámara Federal les negó la excarcelación, y la Casación no abrió ni rechazó los recursos que presentaron. Hace dos semanas la Sala I de Casación rechazó uno de Cristóbal López para ser excarcelado. La tendencia, por ahora, se mantiene firme.

Julio De Vido, por su parte, aspira a ganar una banca en el Congreso y encabeza la lista de diputados de Santiago Cúneo, el periodista que lidera el partido Dignidad Popular y quiere gobernar la provincia de Buenos Aires.

De Vido hace campaña desde la cárcel. Se postuló para recuperar los fueros que, por mayoría, le quitaron con el aval del ahora candidato del kirchnerismo, Sergio Massa. Desde su cuenta de Twitter, De Vido pide a los votantes de la provincia que voten a Fernández y que corten boleta. "Cortala con Massa", indica. Si la pena que recibió por la tragedia de Once -el siniestro ferroviario que dejó 51 muertos- queda firme, no podrá ejercer ningún cargo público.

La defensa de De Vido, representada por Maximiliano Rusconi, insiste en pedir mejoras en sus condiciones de detención y en que pueda declarar mediante videoconferencia en los juicios.

El exvicepresidente Amado Boudou está detenido desde noviembre de 2017 con prisión preventiva por la causa Ciccone. Boudou recibió cinco años y diez meses de prisión por quedarse con el 70% de las acciones de la imprenta Ciccone, pero esa sentencia no está firme. Sus abogados, Peñafort y Alejandro Rúa, buscan que la Corte Suprema revise esa sentencia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.