Los reclamos de un radical

El chubutense José Luis Lizurume se reunió con Duhalde Está preocupado por una posible reducción de la coparticipación y por el aporte extraordinario de las empresas petroleras Encuentro de los gobernadores de la oposición
(0)
25 de enero de 2002  

El gobernador de Chubut, José Luis Lizurume, transmitió ayer a Eduardo Duhalde las dos cuestiones que más lo preocupan por estos días: la posible disminución de los fondos coparticipables y las consecuencias que tendría para su provincia la decisión del Gobierno de exigirles un aporte extraordinario a las empresas petroleras.

El oficialismo planea instrumentar esa medida como una forma de compensar la diferencia monetaria que surgirá a partir de la pesificación de los créditos hipotecarios menores a 100.000 dólares.

Durante la reunión con el Presidente, el mandatario aliancista argumentó que, si ello se concretara, en Chubut podrían quedar "1400 familias de Comodoro Rivadavia" sin trabajo, dado que las empresas comenzarían a "retacear sus inversiones".

Respecto de una hipotética reducción del piso coparticipable a raíz de la caída en la recaudación, Lizurume advirtió a Duhalde que el presupuesto de Chubut ya "es muy acotado", que "el gasto político ya se llevó al mínimo posible", y que por ello una baja en la coparticipación podría "complicar tremendamente" el funcionamiento de la provincia.

El gobernador, que llegó a la Casa Rosada acompañado por Carlos Maestro, presidente del bloque de senadores de la UCR y ex gobernador del Chubut, pidió a Lizurume le solicitó a Duhalde que en el caso de concretarse la reducción de fondos, la Nación compense económicamente a las provincias con, por ejemplo, Lecop (Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales).

Al término del encuentro, Lizurume negó haber actuado como un "lobbista" en favor de la compañías petroleras ante el gobierno nacional y aseguró: "Si hago algún lobby es para mantener las fuentes de trabajo en mi provincia y no para defender los intereses de ese sector".

Respecto del monto que el gobierno nacional le exigirá a las petroleras mediante de un impuesto, Lizurume se limitó a señalar que los sectores que "en tiempos de bonanza han hecho buenos negocios" en la Argentina deberían hacer ahora un aporte, aunque sostuvo que no le gustaría "que se aplique ninguna medida que afecte a los trabajadores".

Reunión de los aliancistas

Lizurume sostuvo además que el encuentro sirvió para expresar a Duhalde el compromiso de la Alianza de acompañar la "compleja" tarea del Gobierno. "Contará con todo nuestro apoyo y ayuda", sentenció.

Los gobernadores de la Alianza aún no se han reunido en forma oficial, sólo han mantenido fluidos contactos telefónicos, según dijo ayer Lizurume.

El encuentro formal se concretaría la semana próxima, en el comité nacional, por invitación de Maestro y del jefe de bloque de Diputados de la UCR, Horacio Pernasetti.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?