Los tuits que Cristina no publicó en su semana de furia