Lousteau: "Veo un clima de gran expectativa y apertura respecto de la Argentina"

Embajador en Washington, dice que se debe dejar atrás la relación "adolescente" con EE.UU. y buscar un vínculo "maduro y previsible"
Rafael Mathus Ruiz
(0)
30 de enero de 2016  

Lousteau, el nuevo representante ante Estados Unidos
Lousteau, el nuevo representante ante Estados Unidos Fuente: LA NACION - Crédito: Embajada argentina

NUEVA YORK.- Barack Obama le preguntó a Martín Lousteau por su trayectoria, y luego reiteró una broma frecuente en los últimos años: cuando asumió la presidencia de Estados Unidos, a los 47 años -dos más que la edad actual de Lousteau-, casi no tenía canas. Su pelo gris es culpa de su trabajo, bromeó.

Fue el final del encuentro entre ambos, protocolar, pero cálido, anteayer en el Salón Oval de la Casa Blanca. Obama le dijo que su vicepresidente, Joe Biden, había tenido una muy buena charla con Mauricio Macri en Davos, y que seguían con interés los primeros pasos del nuevo gobierno. Lousteau presentó sus credenciales y reiteró un mensaje presidencial: la Argentina está lista para trabajar y obtener resultados.

"Hay que construir la mayor cantidad de vínculos posible, y la comprensión más cabal de la Argentina, que no sea superficial. Y eso implica hacer un trabajo de orfebrería, en muchos lugares", define Lousteau, embajador argentino en Estados Unidos, en diálogo con LA NACIÓN.

En Washington, Lousteau encontró "mucha expectativa", apertura e interés respecto del país. La relación bilateral, deteriorada durante el kirchnerismo, muestra una renovada sintonía. Lousteau ve "desafíos y objetivos comunes", pero se preocupa por recordar que cada país tiene su agenda.

¿Cuál es su principal desafío como embajador?

-Establecer una relación madura, previsible, de confianza, donde cada uno defienda sus intereses. En el pasado hemos tenido relaciones adolescentes, a veces de enamoramiento, y a veces de sobreactuación y de enojo. El desafío es eso. No sólo tener esa relación entre gobiernos, sino involucrando a la sociedad civil, a empresarios de ambos lados, a gente de la cultura, de la educación. Cuanto más fluidas, cuanto más líneas de vinculación haya, más sólida va a ser la relación y más representativa de lo que es cada país.

-En la lucha contra el narcotráfico, ¿qué espera EE.UU. y qué quiere la Argentina?

-Lo que el gobierno de Estados Unidos manifiesta, lo que tiene y lo que pone a disposición es una experiencia, en todos estos años, de haber obtenido información, métodos, procesos, etcétera. Está dispuesto a poner a disposición todo ese aprendizaje. Lo que espera es que la Argentina indique cuáles son las áreas en donde nuestro país piensa que esa experiencia podría ser más beneficiosa. La Argentina tiene que definir qué de lo que Estados Unidos puede ofrecer sirve para los intereses argentinos combatiendo al narcotráfico. Estados Unidos está muy abierto a poner a disposición todos estos años de acumulación de conocimiento.

-¿Y qué es lo que más le interesa al Gobierno?

-Eso es una definición que tiene que hacer la ministra de Seguridad.

-¿Qué papel va a tener la embajada en la negociación con los holdouts ?

-La responsabilidad por la negociación con los holdouts es del Ministerio de Hacienda y Finanzas, del ministro Alfonso Prat-Gay. La embajada, como siempre, es un instrumento para que cada ministro tenga la mayor cantidad de herramientas posible en beneficio de las políticas que está persiguiendo.

- ¿Le cabe involucrarse más para explicar la postura argentina?

-La postura argentina está clara, está claro cuáles son las discrepancias técnicas respecto del fallo y también la postura actual, que es defender los intereses sentándose a defenderlos, dialogando. Es importante, porque algunas posturas de la Argentina en el pasado hicieron que los holdouts pudieran caracterizar a la Argentina de una manera que le impidió aprovechar oportunidades en otras áreas. Hemos tenido iniciativas de congresistas, producto del lobby, en contra del comercio con la Argentina, o de la cooperación en otras áreas. Una buena señal de esto es lo obtenido en las conversaciones en Davos, donde Estados Unidos levantó su veto al financiamiento de organismos multilaterales.

-¿Cuál es el plan con esos organismos? ¿Hay un objetivo concreto?

-Es un trabajo conjunto, no sólo con el Ministerio de Hacienda y Finanzas y los representantes en los organismos multilaterales, sino con todos los ministerios y la jefatura de gabinete. La Argentina necesita inversiones en muchas áreas distintas. Hemos tenido, durante mucho tiempo, un presupuesto muy alto, pero las inversiones que se necesitan en infraestructura, en casi todas las áreas, no se ven. Ahí hay que buscar el financiamiento más conveniente posible para la Argentina en los programas que los ministros y el Gobierno vayan decidiendo que son prioritarios.

-¿Qué clima percibió en estos días respecto de la Argentina?

-Veo un clima de expectativa, de gran expectativa, un clima de apertura y de mucho respeto, de respeto a la Argentina, a las políticas argentinas, y de interés en conocer esas cosas más en profundidad y de colaboración.

-Cuando deje la embajada, si pudiera elegir un logro de su gestión, ¿cuál sería?

-Primero, haber conseguido para la Argentina los mejores instrumentos que la relación bilateral pueda ofrecer para sus políticas. Segundo, una vinculación sincera, y no sólo de gobierno a gobierno, sino de sociedad a sociedad, en donde producto de las coincidencias, pero también de las diferencias, las dos partes se enriquezcan.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.