Luis Majul: "¿Cristina Kirchner quiere meter preso a Mauricio Macri?

Luis Majul
Luis Majul LA NACION

Luis Majul: ¿Cristina quiere meter preso a Macri antes de que la economía explote?

17:35
Video
(0)
14 de junio de 2020  • 21:46

Escuchá la columna como podcast

A continuación, sus principales conceptos:

  • Horas después de haber ganado las elecciones, Alberto Fernández le pidió a una persona que le enviara un mensaje a Mauricio Macri, todavía presidente en ejercicio.

- Decile que no voy a mover un dedo para meterlo preso.

  • Macri, después de recibir el mensaje, se preocupó todavía más. "Eso significa que vienen por mí. Y si no es Alberto, será Cristina", le dijo a su interlocutor.
  • Macri hoy cree que no se equivocó. Desde que asumió, en 2015, presentaron contra él 146 causas. 120 han sido desestimadas o él resultó sobreseído. Todavía se defiende en 26. De todas esas causas, entre que más le preocupan, está la del Correo.

  • Sus abogados creen que a la jueza que entiende en el expediente, Marta Cirulli, la habrían presionado para decidir la intervención del Correo, en marzo de este año, en el medio del inicio de la pandemia.
  • Hasta ese momento, aparentemente, Cirulli había asegurado a los abogados de Macri que eso no sucedería. Pero ahora, el expresidente deberá estar atento, también, a la nueva avanzada de la Unidad de Información Financiera (UIF), cuyas autoridades acaban de pedir que inhiban las cuentas de la familia Macri, junto con la de los ceos y accionistas de Vicentin. Macri, además, deberá estar atento a lo que decida el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.
  • La causa Vicentín está siendo instruida por el fiscal Gerardo Pollicita. El juez que entiende es Julián Ercolini. Esta semana ambos decidieron levantar el secreto fiscal y bancario de Vicentín, cosa que parece bastante lógico.

  • Pero deberían recibir fuertes presiones, demasiado fuertes, y sucumbir ante estas para involucrar a Macri en la línea de responsabilidad sobre lo que está sucediendo con Vicentín, y encima acusarlo por lavado de dinero. Porque pruebas, por ahora, no habría. Lo mismo se podría decir del fiscal Jorge Di Lello y del juez Marcelo Martínez De Giorgi.
  • Tienen en sus manos la endeble denuncia de la titular de la AFI, Cristina Caamaño, para que se investigue el supuesto espionaje ilegal contra decenas de personas, entre las que, según la presentación, me encontraría. Pero antes de eso, Martínez de Giorgi debería llamar a declaración a indagatoria a la propia Cristina Kirchner. Porque ya está probado que en su casa de El Calafate le encontraron desgrabaciones de pinchaduras ilegales de teléfonos a varias personas. Entre otras, al expresidente de YPF Antonio Brufau. Lo recordó el domingo pasado Paula Olivetto.
  • Los videos de Cristina para inflar la causa del juez Villena son escandalosos. Se trata de una clara amenaza, proferida nada más y nada menos que por la Vicepresidenta de la Nación, La dirigente con más poder real de la Argentina. En el primero, hizo referencia a mi persona.
  • En el segundo, puso las caras de Jorge Lanata, Alfredo Leuco, Nicolás Wiñazki, Daniel Santoro y Maximiliano Montenegro. A las de los últimos dos las tomó de uno de los programas de La Cornisa. Nos acusa de integrar una asociación ilícita para acusarla falsamente.
  • Hoy en LA NACION, Jorge Fernández Díaz escribió, sobre la amenaza que representan esos videos."Será responsable personal por cualquier incidente violento que los aludidos sufran en la calle." A partir del momento en que Cristina subió los videos, en las redes sociales, y en C5N, las agresiones a algunos de nuestros colegas, se intensificaron.
  • Voy a contar lo que me pasó a mí, y lo voy a hacer de manera preventiva. Hoy mismo hice la denuncia penal sobre el hecho, ya que el viernes pasado a las 22 horas con 9 minutos recibí en mi teléfono una imagen amenazante.
  • Y la recibí desde el mismo número de teléfono que hace tiempo ya, exactamente, el jueves 23 de agosto de 2018, a las 22 horas 18 minutos, había recibido otras advertencias. Mi amenazador me acusaba de decir mentiras y sentenciaba: "Te vas a tener que hacer responsable".
  • Al día siguiente, le pregunté quién era y entonces, sin identificarse, me volvió a amenazar. Me calificó de "imbécil, cagón y muy infantil". Tengo guardado el contacto con un nombre y un apellido que sinceramente, no recuerdo o no conozco.
  • No voy a publicar el número de teléfono acá. La Justicia, supongo, se encargará de determinar de quién se trata. ¿Qué quiero decir con esto? Que puede ser un loquito suelto o alguien cercano a los incondicionales de Cristina Kirchner.
  • Intenté atar cabos. Ese día, el jueves 23 de agosto de 2018, en 4 días, por A24, estábamos cubriendo el allanamiento que dispuso Bonadio en la casa de Juncal y Uruguay de la expresidenta, que llevaba varias horas.
  • También habíamos informado sobre Puerto Camacho, un puerto en Carmelo al que solía llegar Ernesto Clarens, procesado en los Cuadernos de la Corrupción, con bolsos, presuntamente, llenos de dinero en efectivo.
  • Pero ahora, en esta amenaza del viernes pasado, hay cuestiones sugestivas, que serían incluso graciosas si no fueran tan delicadas. Una es el alias Pirincho. Parece que ese sería el apodo que los chicos grandes de Cristina me quieren endilgar para meterme dentro de una asociación ilícita.
  • Y vos te preguntarás: ¿Por qué Cristina quisiera meternos presos a quienes informamos y seguimos informado sobre sus causas de corrupción?
  • Y volviendo a la hipótesis inicial: ¿Por qué Cristina querría meter preso al expresidente Macri ahora, si todavía le quedan tres años y medio de gobierno?
  • Porque ya debe tener información sensible y negativa. Información que dice, por ejemplo, que este año, la caída económica podría ser igual o peor que en diciembre de 2001. Cristina, astuta como es, posiblemente intuya que la gente no se lo va a perdonar. Ni a ella ni a Alberto Fernández.
  • De hecho, para abril, Orlando Ferreres y asociados vaticina una caída de la actividad del 20%. Además, las cifras del derrumbe del salario real y el crecimiento de la pobreza meten miedo. Y, de hecho, también, la curva de la preocupación de la sociedad por la economía ya está superando a la de preocupación por el Covid-19.
  • La imagen positiva del Presidente está cayendo también, de manera sostenida. ¿Cuánto tiempo van a tardar los argentinos en pasarle la factura al actual Gobierno? ¿Cuánto tiempo tardarán en recordarle que habían prometido llenarnos la heladera?
  • Y para colmo, en el medio de la pelea entra la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederich, y el de la Provincia, Sergio Berni, se está registrando un fenómeno muy preocupante. En algunos distritos de la Provincia, los delitos están aumentando al mismo nivel que en febrero, antes de la pandemia. Es decir, con cuarentena incluida, están saliendo a robar y a matar igual o peor que antes.
  • El escenario político no es mejor. Hay que decirlo sin vueltas: Alberto Fernández está siendo sometido por la Vicepresidenta. Entonces en conclusión, si no va a haber pan, ni heladeras llenas, entonces quizá haya circo.
  • Y el circo, quizá tenga dos objetivos que van juntos: la impunidad y la venganza.

Por: Luis Majul

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.