Lula felicitó a Kirchner y se mostró optimista

La Argentina, dijo, es una prioridad
(0)
16 de mayo de 2003  

SAN PABLO.– El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, envió ayer una carta de felicitación al mandatario electo de la Argentina, Néstor Kirchner, mientras en su país infinidad de páginas de diarios, minutos de radio e imágenes de TV eran dedicados a la sucesión electoral argentina, que columnistas locales llegaron a calificar como una "opereta".

"Brasil ve en la alianza estratégica con la Argentina, prioridad de su política externa, un elemento fundamental para la integración de América del Sur y para el bienestar de nuestros pueblos", dijo Lula en una carta enviada a Kirchner, en la que le aseguró que viajará a la Argentina el próximo 25 de mayo para su asunción.

"Deseo llevarle, personalmente y en nombre del gobierno y del pueblo brasileños, mis más afectuosos saludos y los mejores votos de felicidad y pleno éxito en el ejercicio de su mandato constitucional", agregó el mandatario brasileño.

De esta manera, Lula asumió una vez más su preferencia por el presidente electo. "A pesar de la forma un poco inesperada" en que se dio la sucesión -dijo el canciller brasileño, Celso Amorim- el resultado le produjo mucha satisfacción a Brasil." Según Amorim, Kirchner ya expresó claramente la prioridad que le asigna al Mercosur y a las relaciones con Brasil. "Eso sólo puede darnos satisfacción", justificó.

Un país "anormal"

Todas las tapas de los diarios estaban estampadas ayer con los rostros del ex presidente Carlos Menem y del presidente electo, Néstor Kirchner.

"Para los porteños, el ex presidente es un cobarde", tituló el diario O Estado de S. Paulo. Otros medios aprovecharon el carácter pintoresco con el que los brasileños identifican la figura de Menem. "Allá se va Menem, con sus cabellos teñidos, su rostro explotando de silicona, sus milongas politiqueras y su ex Miss Universo a cuestas", se regodeaba un columnista de la revista electrónica Nomínimo, en la que escriben periodistas reconocidos.

"La hinchada por Kirchner no quería ese desenlace", tituló el medio, que calificó la legislación electoral argentina como "confusa, casi incomprensible". En Brasil la legislación estipula que en caso de una renuncia al ballottage entra en competencia el que ocupó el tercer lugar.

"Opereta derrota el sueño de «país normal» de la Argentina", tituló el diario Folha de S. Paulo el relato de un enviado especial a Buenos Aires para cubrir las elecciones. "Pero bueno –continúa el enviado–, en «países normales» tampoco ocurren dictaduras como la que sufrió la Argentina entre 1976 y 1983, no se matan 30.000 opositores, no hay renuncias sucesivas de presidentes y no se da un desastre económico como el de 1998 al 2001." Ese es el espanto de los brasileños, que a pesar de las rivalidades futbolísticas admiran el supuesto perfil "europeo" del país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.