Maccarone negó que los obispos renuncien a la concertación

El obispo, que integra la mesa de diálogo nacional, reclamó “gestos” de los actores políticos y sociales; Juan Pablo Cafiero pidió que se renuncie a las jubilaciones de privilegio y las pensiones graciables
El obispo, que integra la mesa de diálogo nacional, reclamó “gestos” de los actores políticos y sociales; Juan Pablo Cafiero pidió que se renuncie a las jubilaciones de privilegio y las pensiones graciables
(0)
29 de enero de 2002  • 11:12

El obispo de Santiago del Estero, Juan Carlos Maccarone, negó hoy que los representantes de la Iglesia piensen renunciar al diálogo, pero admitió que temen "que no se pueda gobernar esta crisis a tiempo".

Tras reclamar renunciamientos a los actores políticos y sociales “que por cierto triunfalismo, creyeron que estaban en un país distinto a los del tercer mundo", los acusó de llevar a la sociedad a una "claudicación moral al no reconocer el crecimiento de la masa de empobrecidos" en los últimos años.

Uno de los obispos que integra el diálogo entre la Iglesia, el Gobierno y distintos sectores sociales, señaló que "el temor de los sacerdotes es que no se pueda gobernar esta crisis a tiempo, sobre todo en lo que hace a la gente que está más necesitada de alimentación, trabajo y salud".

En declaraciones a una radio porteña, volvió a reclamar "gestos” de los actores que participan del diálogo "para que la gente les pueda creer, ya que el país no puede empezar de la nada".

El prelado explicó que el documento que dieron a conocer ayer los tres obispos que integran la mesa del diálogo nacional "no es el término" de la concertación, sino que es "simplemente una llamada de atención para que el discurso sea no solamente propositivo en el sentido de reclamar cosas, sino que también implique la posibilidad de renunciamiento de sectores o de personas".

El sacerdote expresó su deseo de que "la reforma política sea lo antes posible" anticipó que la mesa de concertación emitirá esta semana un documento técnico donde va a haber propuestas de resolución más concretas.

"Renunciamientos en pos de la austeridad"

Por su parte, el vicejefe de Gabinete, Juan Pablo Cafiero, también descartó que se quiebre el denominado "diálogo social" impulsado por el Gobierno y la Iglesia, y adelantó que desde esa mesa se exigirán a todos los sectores "renunciamientos" en pos de la "austeridad", como las jubilaciones de privilegio y las pensiones graciables.

"Trabajamos por la unidad, la reconciliación, pero al mismo tiempo sabemos que para llegar a ella hay sectores que han ganado mucho que deben hacer renunciamientos importantes, y muchas de estas cosas están al alcance de la mano: no se necesitan ni grandes reformas constitucionales ni procesos demasiado extensos de diálogo", expresó.

En declaraciones radiofónicas, sostuvo que "posiblemente en las próximas horas hagamos un pronunciamiento aclarando en qué consiste parte de los renunciamientos que se están solicitando para que quede puntualizado ante la opinión pública, qué es lo que queremos: la abolición de todas las jubilaciones de privilegio y de las pensiones graciable que se otorgaron".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.