Macri: "Algunos ponen palos en la rueda"

El Presidente criticó el ausentismo y los juicios laborales
Jaime Rosemberg
(0)
23 de agosto de 2016  

Lucía algo cansado luego de un fin de semana en el que combinó descanso con participación activa en el timbreo de Pro y reuniones con ministros y colaboradores.

Pero Mauricio Macri llegó ayer a Avellaneda a dejar un claro mensaje al mundo del trabajo, justo el día en que las tres centrales sindicales se unieron en una sola CGT. "No hay manera de que podamos construir el país que soñamos si sólo algunos creen que tienen un compromiso con la calidad, con el esfuerzo, con la verdad, con el trabajo en equipo, y otra parte de la sociedad cree que no", dijo el Presidente en su primer discurso luego del fallo de la Corte Suprema que el jueves último puso límites al aumento en las tarifas de gas.

En la inauguración de una planta de la empresa Droguerías del Sud, el Presidente habló de "35.000 millones de dólares" en inversiones ya prometidos por distintas empresas, y le apuntó a sindicatos y trabajadores en falta. "Eso se va a acelerar si entendemos acá, en el corazón, que todos tenemos que ayudar, y que cada uno desde su lugar debe entender que cuando no cumple, que cuando hace trampa al sistema, cuando fuerza un ausentismo, cuando inventa un juicio, cuando pone un palo en la rueda, está complicándole la vida a todos, al resto de la sociedad", se exaltó el primer mandatario.

La apelación de Macri a aumentar la "productividad" del mercado laboral no es nueva, aunque sí llamó la atención que la hiciera mientras los gremialistas daban pasos hacia la unidad. "Es lo que él piensa, no hay otra interpretación", afirmaron cerca del jefe de Estado. Desde el equipo de comunicación que lidera el jefe de Gabinete Marcos Peña acercaban ayer un dato en ese sentido: uno de cada cinco trabajadores sindicalizados no va a trabajar los lunes. A eso, afirmaban cerca del Presidente, se refirió Macri cuando habló ayer de "cambio cultural".

El vínculo con el nuevo poder sindical, con quien Macri ha tenido una relación oscilante, fue motivo de análisis. "Se dio todo más o menos como pensábamos. Se confirmó el triunvirato, pero quedaron el Momo (Venegas) y (Omar) Viviani afuera", resumían cerca del ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El líder de Uatre, cercano al Gobierno, habría recibido algún guiño para sus impugnaciones del congreso unificatorio.

Hay quienes creen que "es mejor tener juntos" a los sectores que encabezan Hugo Moyano , Luis Barrionuevo y Antonio Caló , que ayer se despidieron del liderazgo. "Así tendríamos menos interlocutores", razonaban desde ese sector. Otros referentes preferirían una CGT dividida, pero se resignan a que ese será el panorama con el que la Casa Rosada deberá lidiar.

¿Habrá mayor conflictividad? "Depende de la macroeconomía. Si bajamos la inflación y mejora la actividad se postergarán los reclamos en la calle", afirmó una fuente optimista. Los discursos de Caló y Barrionuevo, que descartaron medidas de fuerza en lo inmediato, llevaron tranquilidad a los despachos oficiales.

¿Y la cercanía con Massa de la nueva conducción? "Son peronistas, no kirchneristas, ¿con quién van a estar?", razonaba un funcionario con lógica política.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.