Macri baja la tensión en el seguimiento del caso