Macri, el jefe del ala dura del Gobierno