Macri eleva la presión sobre Moyano y le exige reducir los costos del transporte

El Presidente tomó distancia de las causas que apuntan al líder camionero
El Presidente tomó distancia de las causas que apuntan al líder camionero Fuente: AP
Santiago Dapelo
(0)
25 de enero de 2018  • 00:00

DAVOS.- No habrá ayuda ni auxilio, directo ni indirecto, para Hugo Moyano . Tampoco gestos para aliviar su delicada situación judicial. El presidente Mauricio Macri tomó distancia de las causas que comprometen al líder camionero y, según se le escuchó comentar a su entorno en la villa alpina de Davos, advirtió que Moyano debe reducir los costos del transporte.

Si bien cerca de Macri lo definieron como un tema puramente judicial, la sucesión de denuncias contra Moyano se coló ayer en las discusiones de la comitiva argentina.

Ayer, en una entrevista con Crónica TV, el sindicalista apuntó a Macri por la multiplicación de denuncias judiciales en su contra.

"Nosotros no tenemos nada que ver, es otro poder del Estado", se desentendió uno de los hombres que mejor conoce al Presidente. Pero para que no haya dudas de la frialdad que predomina en la relación, avisaron: "Tiene que hacerse cargo e ir a la Justicia a responder por las acusaciones".

En Davos, Macri y su equipo respondieron que en lugar de lanzar amenazas, Moyano debe responder en los tribunales. Por las dudas, cerca del Presidente ya enviaron el mensaje a aquellos que tienen relación directa con el sindicalista: el presidente de Boca, Daniel Angelici, y el vicejefe porteño, Diego Santilli.

Anteayer la fiscal de Lomas de Zamora, Viviana Giorgi, lo imputó, junto a su hijo Pablo, en la causa donde se investiga una asociación ilícita en el club Independiente.

Macri apuntó a otro costado. "Tiene que bajar los costos de logística", deslizó a su entorno en referencia a Moyano. Una de las preguntas recurrentes de los empresarios en la gira era sobre los costos laborales. "Lo logístico tiene un papel muy importante en nuestro país. La Argentina es cara en ese aspecto", explicó un asesor de la primera línea del Gobierno. El mensaje tiene un solo destinatario, el líder camionero. Para el Gobierno, el poder de Moyano, que controla al menos 15 ramas relacionadas con la logística -entre ellas en el transporte de cargas por camión, la industria petrolera, la distribución de alimentos y bebidas hasta la recolección de residuos-, es un problema para el que hasta el momento no encontró solución. "Si voy preso, que sea en la celda de al lado del padre de Macri", ironizó ayer el presidente de Independiente, quien reconoció que su último contacto con el jefe del Estado fue hace dos meses.

El Sindicato de Camioneros y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) negocian desde haces meses para modificar el adicional por antigüedad, que es del 1% y los empresarios pretenden reducirlo a la mitad. La negociación está empantanada y podría destrabarse con un aporte extraordinario de $9500 para cada afiliado.

El reciente megadecreto que impulsó el Gobierno también golpea en el corazón del negocio de los Moyano. La medida autoriza la circulación de los "bitrenes", que son los camiones con doble acoplado, en algunas rutas del país. Reduciría los costos logísticos en un 20%, según el oficialismo. Para el gremio, la pérdida sería mayor: dos choferes harían la tarea de cuatro.

"Por el momento", Triaca sigue

Jorge Triaca , en tanto, puede estar tranquilo, su lugar está asegurado. "Por el momento no habrá cambios en el Gabinete", anticipó uno de los hombres más cercanos del Presidente. Si bien Macri está muy enojado con el ministro de Trabajo por el escándalo con su exempleada, también está convencido de que está realizando un buen trabajo y le dará una oportunidad más, al menos por unos meses.

En charlas íntimas con su equipo en esta ciudad, antes de partir rumbo a París, el jefe del Estado reconoció que Triaca "cometió un error" y que tendrá que corregir algunas cuestiones. Pero el responsable de la cartera laboral no tiene más margen. "No queremos ese tipo de política en el Gobierno", describió una altísima fuente de la administración nacional.

En la Casa Rosada le reconocen a Triaca que su ministerio funciona "bien", simplificó burocracia interna y ahora tiene por delante toda la discusión en el Congreso por la malograda reforma laboral. Aunque este "no es el momento para hacer cambios", son pocos en el entorno de Macri que creen que el funcionario podrá resistir mucho tiempo más. Ahora, con poder recortado y "en capilla", Triaca deberá enfrentar dos pruebas fundamentales: las paritarias, con un techo del 15%, y tras la decisión del Gobierno de desarmar la reforma laboral, el envío de varias leyes para alcanzar pequeños triunfos. Así, Jorge Triaca y Hugo Moyano, por distintos motivos, fueron dos de los protagonistas estelares de ayer en la cita de negocios más importante del mundo en Davos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.