Macri elogió a los jueces por condenar a funcionarios

Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalan
Durante un acto, el Presidente mostró sintonía con el titular de la Corte Suprema
Hernán Cappiello
(0)
5 de diciembre de 2018  

El presidente Mauricio Macri estrechó la mano del presidente de la Corte , Carlos Rosenkrantz . El apretón fue más que una formalidad: se convirtió en la imagen de la sintonía de las cabezas de esos dos poderes del Estado. La escena se dio a un costado del escenario de la sala sinfónica del Centro Cultural Kirchner , mientras el ministro Germán Garavano repasaba sus logros en el programa Justicia 2020. En la platea aplaudían Gabriela Michetti, Federico Pinedo y el peronista Miguel Ángel Pichetto , entre otros, como gobernadores propios y ajenos. Una escena de armonía entre la Justicia y la política.

Frente a los representantes del Poder Judicial, Macri ayer los felicitó por las condenas por corrupción de "importantes funcionarios" y los alentó a trabajar juntos como los "garantes de la estabilidad" y "la previsibilidad" para reducir la pobreza. Les dijo que ahora hay "mayor independencia judicial" y elogió que hubieran aumentado las condenas en causas de "drogas y corrupción" en los últimos tres años.

"Los argentinos necesitamos una Justicia ágil, en la que todos podamos confiar", dijo, y agregó: "En este camino de agilización apoyamos a todos los jueces y fiscales en todo el país".

Y tras considerar "inadmisible que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra", el Presidente planteó la necesidad de tener "reglas claras e iguales para todos".

Visiblemente cansado, Macri se trepó al escenario y reconoció que "por suerte" termina un año "que nos puso a prueba", pero que, a su entender, mostró que el mundo apoya a la Argentina, "como quedó demostrado en el G-20".

Macri citó a Rosenkrantz cuando dijo que la Justicia debía ser cercana, moderna, transparente e independiente. "Necesitamos una Justicia en la que todos podamos confiar. Apoyamos a todos los jueces en el país", les dijo.

En la platea estaban casi todos los jueces federales de Comodoro Py, entre ellos, Sebastián Ramos, Julián Ercolini y Sebastián Casanello; magistrados del interior; los presidentes de las asociaciones de jueces de todo el país, y los integrantes de la Cámara de Casación Penal, que negociaban en los pasillos los votos que definirán mañana a su nuevo presidente. Todos aplaudieron y se vieron alcanzados por los elogios que les lanzó Macri.

"Quiero reconocer el esfuerzo de jueces y fiscales de todo el país para combatir la corrupción, el narcotráfico y el crimen organizado", les dijo. "Quiero que nos congratulemos de que por primera vez se está condenando por corrupción a altos funcionarios. Todos queremos que el que no cumpla con la ley poniendo en peligro el futuro de los argentinos tenga una condena y que la cumpla", dijo. Macri cerró el encuentro después del discurso de Rosenkrantz.

El presidente de la Corte

El juez de la Corte esperó a que Macri llegara al CCK para arrancar. Se mostró en sintonía con el Ejecutivo. Dijo que "la Corte y el Poder Judicial deben mejorar de modo urgente". Sostuvo que el tribunal estaba encarando reformas administrativas para ser más transparente y eficaz en sintonía con el programa Justicia 2020, cuyos avances había relatado el ministro Garavano. "Como programa de Justicia 2020, mis colegas y yo estamos trabajando en varias iniciativas para mejorar en la transparencia, modernización y eficiencia de la Corte y el Poder Judicial. Entre el programa Justicia 2020 y estas iniciativas de la Corte, sin embargo, hay una última conexión: renovar la cultura judicial", dijo. "Aspiramos a que no existan jueces poderosos, sino con autoridad".

Y dijo que la independencia debe ir más allá de las propias convicciones morales, ideológicas o religiosas. Rosenkrantz aprovechó la oportunidad para explicar por qué había votado ayer en solitario en favor de aplicar la ley del 2x1 a condenados por delitos de lesa humanidad. Dijo que a pesar de que es discípulo de Raúl Alfonsín y de Carlos Nino como campeones de los derechos humanos, votó por la aplicación del beneficio porque entendió que la ley que aprobó el Congreso para impedir el cómputo de la pena de este modo a los represores violó el principio de la irretroactividad de la ley penal más gravosa.

El acto, a dos años del lanzamiento de Justicia 2020, permitió a Garavano y a Ricardo Gil Lavedra, coordinador del plan, exhibir sus logros: 211 nuevos jueces, 22 nuevas leyes -entre ellas, la del arrepentido, la de flagrancia o la de protección de las víctimas y la de oralización del proceso civil-, la redacción del anteproyecto de Código Penal, la construcción y ampliación de cárceles y la implementación del control electrónico de los detenidos. El programa incluyó la finalización de las tareas de identificación de los restos de los soldados argentinos enterrados en Malvinas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.