Macri frenó la caída de su imagen pública y exhibe una recuperación

La aprobación a la gestión llegó en diciembre al 39% cuando el mes anterior había sido del 32%; el rechazo es del 59%, seis puntos menos que en noviembre; mejora en el clima social
La aprobación a la gestión llegó en diciembre al 39% cuando el mes anterior había sido del 32%; el rechazo es del 59%, seis puntos menos que en noviembre; mejora en el clima social Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
(0)
16 de diciembre de 2018  

La caída en la imagen del gobierno de Mauricio Macri hasta noviembre, luego de la crisis cambiarias y la recesión económica, se frenó en diciembre y la percepción en la opinión pública comenzó a recuperarse levemente. La aprobación registró este mes un 39%, mientras que en noviembre había sido del 32%, el peor mes del año. El rechazo, en tanto, es del 59% en diciembre, cuando en noviembre había llegado al 65 por ciento.

Este freno en la caída de la imagen de Macri fue registrado en una encuesta de Poliarquía Consultores sobre el balance del año 2018, realizada entre el 3 y el 14 de diciembre.

"Los resultados del estudio marcan un mejoramiento importante de los indicadores de la opinión pública. Se trata de la variación positiva intermensual más importante de la administración Macri", dijo Alejandro Catterberg, director de Poliarquía, a LA NACION.

El escenario de la coyuntura económica no es el mejor para el Gobierno. La economía cayó en septiembre 5,8% y llegó al sexto mes consecutivo en recesión. El PBI caerá 2,4% en el año y la inflación rondará el 48%.

Sin embargo, en las últimas semanas Catterberg observó un mejoramiento del clima social, con el éxito de la Cumbre del G-20 , la estabilidad cambiaria, una desaceleración de inflación, el anuncio del protocolo de seguridad, el pago de aguinaldos y bonos de fin de año, y la ausencia de hechos de violencia callejera.

El análisis de Poliarquía estableció cuatro etapas en el año: de enero a abril, hubo estabilidad tras el triunfo de Cambiemos en las elecciones legislativas de 2017 . La aprobación promedio fue del 48% y el rechazo del 50% y un 2% de indecisos.

Entre mayo y agosto, comenzó la caída de imagen, tras la primera corrida cambiaria. La aprobación se estacionó en 39% y la desaprobación en 60 por ciento. De septiembre a noviembre, hubo otra caída por la segunda corrida cambiaria: apoyo de 33% y rechazo de 65 por ciento.

Pese a estas penurias, Poliarquía señala que diciembre puede ser el inicio de una recuperación: "Se observa que los indicadores volvieron a valores similares a agosto", dice. La aprobación fue de 39% y un rechazo del 59%. La encuesta se realizó sobre la muestra de 1000 casos residentes en todo el país y tiene un margen de error de 3,2 por ciento.

Cuando se les preguntó por el principal problema del país, el 44% dijo el "económico"; el 22% el "político institucional", el 12% la inseguridad y 9% el "social". El 19% dijo sufrir "problemas económicos" en general, el 11% "desempleo", el 10% "inflación", el 2% la mala administración de recursos, el 2%, el endeudamiento/FMI y el 1%, los bajos sueldos.

Entre los problemas políticos institucionales, el 9% mencionó "el gobierno nacional"; otro 9% dijo la corrupción; el 3%, la clase dirigente, y el 1%, la falta de justicia. Sobre la inseguridad, la inseguridad ciudadana tuvo 11 de cada 100 menciones y el narcotráfico, 1. Los que mencionaron como principal problema los dramas sociales, los discriminaron así: pobreza (3%), educación (3%), mala distribución del ingreso (1%), planes sociales (1%) y la mentalidad de los argentinos (1%).

Si se mide mes a mes, la aprobación a Macri comenzó en enero con un 48% y el rechazo, con un 50%. En febrero fueron de 49% y 50%, respectivamente; en marzo, 50% y 48%; en abril, 45% y 53%; en mayo, 36% y 63%; en junio, 42% y 55%; en julio, 38% y 61%; en agosto, 39% y 59%; en septiembre, 34% y 65%; en octubre, 34% y 63%; en noviembre, 32% y 65%, y en diciembre, 39% y 59 por ciento.

Si se toman los segmentos poblacionales, la evolución de la aprobación se recupera en todos los sectores, menos entre los residentes del conurbano y los votantes de Sergio Massa en 2015, que en ambos casos siguen bajando.

"El problema principal de Macri sigue estando en el conurbano bonaerense. Allí su popularidad es significativamente menor que en el resto del país", dijo Catterberg.

Los jóvenes de 18 a 29 años aprobaban la gestión en un 47% entre enero y abril. Bajó al 34% entre mayo y agosto y al 26% entre septiembre y noviembre, mientras que la tendencia se revirtió en diciembre, con un 30 por ciento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.