Macri frenó un acuerdo con Duhalde

Dijo que no imagina "ningún tipo de alianza" con el ex presidente y adelantó que no ve en la fórmula "a nadie que no sea de Pro"
Jaime Rosemberg
(0)
1 de marzo de 2011  

En un intento por frenar las versiones que daban cuenta de un inminente pacto electoral, el jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, puso ayer en suspenso su alianza con el Peronismo Federal, referenciado en el ex presidente Eduardo Duhalde, para las elecciones nacionales de octubre próximo.

Más allá de los paños fríos que durante toda la jornada intentaron poner referentes de ambos sectores, un Macri con tono adusto había afirmado por la mañana que no evaluaba "ningún tipo de alianza" con Duhalde y que no veía "ninguna fórmula (presidencial) con nadie que no pertenezca a Pro". Para el candidato presidencial, "Pro es un espacio separado, que está creciendo y que respeta los demás espacios [?], pero que no tiene que ver con esos espacios", según afirmó Macri luego de dar por iniciado el ciclo lectivo en una escuela ubicada en la villa 20 de Lugano.

De inmediato, y todavía sin reponerse de la sorpresa que causaron esas declaraciones, desde ambos sectores intentaron una interpretación. "A Mauricio lo habían empujado hacia un lugar que no era el correcto, tanto periodistas como actores de ambos lados que pretenden acelerar los tiempos. No estamos desesperados por un acuerdo con Duhalde", afirmaron a La Nacion desde un despacho contiguo al del jefe de gobierno. Para el círculo íntimo del macrismo, "una cosa son los acuerdos distritales, en los que vamos bien encaminados, y otra los acuerdos nacionales".

Desde el duhaldismo prefirieron dar una visión optimista y comprensiva. "Macri está muy presionado por la prensa y sectores de su partido que no quieren acordar con nosotros y no lo dejan trabajar tranquilo. Hay que darle tiempo", afirmó un ex funcionario de Duhalde en sus tiempos en la Casa Rosada.

Avances

En los últimos días, de hecho, avanzaron los acuerdos entre ambos sectores en la provincia de Buenos Aires y Santa Fe, donde habrá fórmula compartida entre el humorista Miguel Del Sel, amigo de Macri, y Osvaldo Salomón, intendente peronista de Chabás. También en Mendoza avanza un ambicioso acuerdo entre peronistas federales, Pro y el Partido Demócrata. Macristas y duhaldistas se sumaron a legisladores de Felipe Solá en la Legislatura bonaerense y hoy presentarán el bloque Pro-Peronismo, de 12 miembros. Quedaron afuera los seis legisladores que responden a Francisco de Narváez y otros dos en representación del campo. "Tienen las puertas abiertas para sumarse porque podemos ser gobierno en 2011", afirmó la diputada provincial Nancy Monzón (Pro).

La principal cuestión, sin embargo, sigue sin resolverse: tanto Duhalde (si triunfa en la interna) como Macri van por el premio mayor, la presidencia, y no parecen dispuestos a cederle al otro el segundo lugar en una hipotética fórmula. "Estamos acordando en muchos distritos y decimos lo mismo que Duhalde dice de nosotros: que no hay que meterse en las internas de otros partidos", afirmó Emilio Monzó, uno de los referentes del armado nacional de Pro.

En público también hubo gestos conciliatorios. "No queremos meternos en la interna, pero eso no quiere decir que no creamos que hay que hacer un frente amplio", afirmó el jefe de los diputados nacionales de Pro, Federico Pinedo. "La relación entre los bloques en Diputados es excelente, y todos trabajamos por una unidad que está cada vez más cerca", agregó a La Nacion el diputado macrista Julián Obiglio (Pro-Capital).

El ex presidente Duhalde había recibido reproches de sus rivales internos del PF, Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves, por "meter a Pro en la interna antes de ganar la elección" que comenzará el 3 de abril y culminará el 29 de mayo para definir candidato presidencial.

"Por supuesto que vamos a hablar con la gente de Pro, pero después de la interna. La voluntad es buscar el mayor consenso que se pueda lograr", afirmó el jefe de la campaña duhaldista, el ex diputado Carlos Brown.

Macri, que hoy a las 9 inaugura las sesiones ordinarias de la Legislatura porteña, no la tiene fácil en su intento de unificar las elecciones porteñas con las nacionales. Mientras Proyecto Sur, de Fernando Solanas, expresará hoy su oposición al proyecto, la candidata a jefa de gobierno por la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, le pidió por carta que "no lesione la independencia política de los porteños". El macrismo sigue buscando el número para aprobar ese proyecto, mientras pone el freno para la alianza global con Duhalde.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.