Macri presentó el plan de derechos humanos y se diferenció del kirchnerismo

Sin la presencia de las figuras representativas de los organismos, el Presidente defendió una visión no sólo focalizada en la dictadura
Jaime Rosemberg
(0)
13 de diciembre de 2017  

"Somos esto, ni más ni menos. Ustedes harán las comparaciones", desafiaba a los periodistas el asesor presidencial José Torello, cuando todo había terminado en el Museo de la Casa Rosada.

En menos de siete minutos, y sin las cabezas visibles de los organismos de derechos humanos, el presidente Mauricio Macri presentó ayer el Plan Nacional de Derechos Humanos de su gobierno, un programa en el que las políticas de memoria, verdad y justicia son sólo una parte de la "mirada más amplia" que Cambiemos afirma tener sobre los derechos humanos. Una mirada contrapuesta a la que sostuvo el kirchnerismo en sus años en el poder.

Macri y Avruj, con Félix Díaz
Macri y Avruj, con Félix Díaz Fuente: Telam

"Desde 1993, hace 24 años, los organismos internacionales le vienen pidiendo a la Argentina la puesta en marcha de este plan. Sin embargo, hasta ahora no se encontró la respuesta a este pedido, no se encontró el camino que nos permita cumplir", dijo el Presidente en crítica directa al gobierno anterior, que sostuvo una relación armoniosa con la mayoría de las organizaciones de derechos humanos.

"Las políticas de Memoria, Verdad y Justicia incluidas en este plan están garantizadas, pero no son las únicas", reiteró el Presidente sin dejar lugar a dudas. Y mencionó el acceso a la educación de calidad, la salud, el agua potable y las cloacas, como "algunos de los desafíos que tenemos por delante".

Con la ayuda del teleprompter , y atento a la sensibilidad-y en algunos casos el rechazo directo- de los organismos hacia sus políticas, Macri fue cuidadoso en cada uno de los términos que empleó. Habló del plan como de una "hoja de ruta" para hacer "entre todos" y no incursionó en ningún tema espinoso, como los juicios por violaciones a los derechos humanos o el 2 por 1 para represores dictado por la Corte Suprema y frenado por el Congreso.

Tal como se preveía, ni Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, ni Horacio Verbitsky, presidente del CELS, estuvieron presentes, aunque sí enviaron representantes. También estuvieron familiares de las tragedias de Once y Cromagnon y las Madres del Dolor, diplomáticos y representantes de distintas religiones. También al radical y funcionario de Interpol Leandro Despouy y la ex senadora juecista Norma Morandini."No coincidimos con lo que está haciendo en materia de derechos humanos, como los presos políticos y la desocupación, pero el diálogo con el Gobierno lo vamos a seguir porque es constitucional, y nosotras respetamos el voto de los ciudadanos, y por supuesto [pedimos] que nos respeten", sostuvo Carlotto en declaraciones al canal TN un rato antes de la presentación. Alan Iud, abogado de Abuelas, estuvo en el Museo de la Casa Rosada.

Un rato antes que Macri, el ministro de Justicia, Germán Garavano, coincidió con la visión presidencial. "Miramos no sólo hacia el pasado, también al futuro y el presente", dijo el ministro en un breve discurso.

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, explicó como primer orador los detalles del plan, con cinco ejes que incluyen la continuidad de los juicios a los militares acusados de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura, pero que intenta ir más allá, y agrega derechos como la seguridad pública, la inclusión y la no discriminación, el acceso universal a la salud y la educación y la cultura cívica. Esos ejes contienen 243 planes de acción. "Los derechos humanos son políticas de Estado que no deben ser utilizadas por nadie", dijo el secretario luego del acto. En su discurso, el más largo de los tres, Avruj seleccionó con cuidado cada uno de los "logros" de su gestión. Dio como ejemplos "las puertas abiertas" hacia inmigrantes venezolanos que huyen del gobierno bolivariano, recordó la asistencia a las víctimas de Once -tragedia ocurrida durante la gestión de Cristina Kirchner- y destacó la creación de una "red de identidad biológica", pero especificó que no alcanzará sólo a los desaparecidos durante la dictadura.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.