Macri se bajó de la candidatura a presidente y peleará por la Ciudad

Dijo que no competirá porque "no hay voluntad de cambio en la dirigencia política"
(0)
15 de julio de 2002  

El empresario Mauricio Macri se arrepintió rápido. Pocas horas después de informar por medio de sus principales voceros que sería candidato a la presidencia en marzo próximo anunció anoche que sólo competirá por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

"No hay voluntad de cambio suficiente en la dirigencia política. En estas condiciones es preferible apuntar a la Ciudad con un proyecto de cambio verdadero, en un ámbito más manejable", explicó el presidente de Boca Juniors en el programa "Hora clave".

Macri indicó que su intención hasta la semana última era apoyar a Carlos Reutemann. "El no de Lole nos perjudicó a todos. Nos dejó una sensación de duelo, porque parecía el único candidato capaz de garantizar la gobernabilidad y de imponer una renovación en la política", dijo.

Momento de confusión

En ese sentido, admitió que al conocer la decisión del gobernador de Santa Fe pensó que era el momento de competir por la candidatura presidencial. "Lo evalué en un momento de gran confusión", puntualizó.

De hecho, sus principales allegados dejaron trascender, el viernes por la tarde, que el empresario lanzaría su candidatura durante el fin de semana en diversas entrevistas periodísticas. Pero después de llegar de una gira por Brasil, en la que se reunió con los principales ministros del gobierno de Fernando Henrique Cardoso, Macri empezó a rever esa decisión.

Buena parte de los colaboradores de su fundación, Creer y Crecer, presionó a Macri para que aceptara ser candidato a presidente, pero no lo consiguió.

Tras una serie de reuniones durante todo el fin de semana el empresario resolvió formar una fuerza vecinal, que se denominará Partido del Trabajo y la Equidad, como plataforma para competir por la sucesión de Aníbal Ibarra en Buenos Aires.

"Quiero dar esa pelea, porque puedo mostrar que existe una forma distinta de hacer política en este país. Formaremos un partido vecinal y trabajaremos con orgullo por la ciudad, con la misma pasión que lo hice cuando asumí en Boca", señaló Macri, al justificar que no será candidato del Partido Justicialista.

El empresario aseguró que los equipos técnicos de su fundación seguirán trabajando en proyectos de alcance nacional, que serán puestos a consideración de la sociedad.

En tanto, fuentes de la Fundación Creer y Crecer deslizaron que el titular de Boca Juniors mantiene alguna puerta abierta para sumarse más adelante a la carrera presidencial, en caso de que en el futuro cambie alguna circunstancia del escenario electoral. Sin embargo, en la entrevista televisiva Macri enfatizó: "No voy a cambiar lo que decidí".

Alianza con Menem

Pese a los rumores sobre una posible alianza con Carlos Menem, Macri desmintió terminantemente la existencia de un proyecto común.

"Tengo buena relación con Menem, pero estoy en contra de que él no acepte la necesidad de una renovación. No voy a ser candidato de él", indicó.

Consideró, además, que no quiere volver al proyecto de los años 90 de "gobernabilidad sin ética" ni a las ideas de la década del 80, "de una Argentina aislada del mundo".

De esa manera, intentó mostrarse alejado tanto de Menem como de la líder de ARI, Elisa Carrió. "A la diputada Carrió no le importa la gobernabilidad. Propone ideas de los años 80 que ya no corren más", argumentó.

Tampoco se identificó con el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, otro posible candidato del PJ. "Lo conozco poco", se justificó.

Por eso, explicó que Reutemann significaba -según su visión- el único candidato capaz de construir "un puente" entre lo nuevo y lo viejo de la política.

"No creo necesariamente en el "que se vayan todos"", señaló Macri, y reiteró: "No me subo a la candidatura porque hay un grupo importante de la dirigencia que no quiere cambiar nada. No se dan cuenta de cuál es el reclamo que nos hace el mundo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.