Rumbo a 2015. Macri y Carrió dieron el visto bueno y sus referentes iniciaron diálogos