Macrismo "K" en la campaña electoral

Claudio Jacquelin
Claudio Jacquelin LA NACION

Análisis de Claudio Jacquelin

14:18
Video
(0)
10 de abril de 2019  • 23:13

A continuación, sus principales conceptos:

  • La mayor presión que recibe el Gobierno no es del radicalismo como muchos dicen, sino de los dos referentes territoriales del macrismo: Larreta y, sobre todo, Vidal . La presión es interna. Y, a su vez, el gurú Jaime Durán Barba dice: "Hagan algo, porque los números están mal".
  • Como lo que no se mide no existe para el macrismo duro, hasta que no vino Durán Barba con los números en la mesa, lo que todos sabíamos, que la gente estaba mal y enojada con el Gobierno, no se consideraba hasta ahora. La gente está mal, no es que "el círculo rojo dice que la gente está mal". Esa visión asumió el Gobierno.
  • La situación es compleja en términos electorales. ¿Qué hacen ahora? Tienen pocos resortes, y no quieren caer en, como dijo hoy Marcos Peña en el Congreso , congelamiento de precios, control de precios, y todas esas palabras que retrotraen al pasado populista.
  • Hay una batalla dialéctica para que no se imponga el "macrismo K", y que se vea una gestión casi de buena voluntad. En la mesa hoy está precios cuidados, pero no está resuelto. Tampoco está resuelto el tema tarifas, ni los créditos del Anses , y tampoco Plan Procrear. Ninguna de las medidas que podrían integrar este pequeño paquetito logra tener algún impacto.
  • Mañana se reúne el Gobierno con los radicales para finalizar algunos acuerdos. Buscan que todos se vayan conformes de esa mesa para que después no aparezcan diciendo: "si algo no cambia, esto va muy mal y la gente no da más".
  • El anuncio de este paquete de medidas, o paquetito o paquetón, no va a ser esta semana. La idea es que aparezca después de que se anuncie el índice de inflación, que no es nada bueno por lo que trasciende hasta ahora. El Gobierno dice que será alrededor de 4,5%.
  • El Gobierno quiere hacer un plan a seis meses con los productos, pero sin congelar del todo los precios. A las cadenas aún no les dijeron cómo lo van a hacer. El problema es que esto tiene un costo, si uno tiene una inflación de dos o tres puntos todos los meses, ¿quién se va a hacer cargo del costo financiero de esto?
  • El Gobierno tiene un problema porque no tiene muchas herramientas. Entre las restricciones del presupuesto, más la incapacidad de manejar con libertad la moneda, no da para "jugar" con poner moneda, porque eso además alimenta la inflación. Esto hace que entre la presión política y la demanda social, es poco lo que se pueden mover. Por ahora es la ilusión de que algo van a hacer, y el riesgo es que esa ilusión dure poco.
  • El problema es que vienen haciendo trascender estas medidas hace cinco días. Porque la presión era tan grande, sobre todo internamente, que necesitaban dar algún mensaje de "estamos sobre el tema". El riesgo es crear una expectativa muy alta, que el anuncio tenga poco impacto, y que el efecto, por lo tanto, sea muy bajo. Acá estarías en el peor de los mundos, porque diste discusiones como las que dio Marcos Peña en el Senado, y creás expectativas que generan demanda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.