Rojo fiscal en el interior. Malestar de las provincias por falta de fondos