Manzanares, el contador que puede reabrir las causas de los Kirchner

Está preso desde hace un año y medio y pidió ser arrepentido; era el hombre de máxima confianza de la expresidenta
Está preso desde hace un año y medio y pidió ser arrepentido; era el hombre de máxima confianza de la expresidenta Fuente: Archivo
Mariela Arias
Hernán Cappiello
(0)
7 de febrero de 2019  

Víctor Manzanares es el dueño de los secretos financieros de los Kirchner. Y anteayer empezó a revelarlos a la Justicia. Su sola palabra basta para que las causas por enriquecimiento ilícito contra Cristina Kirchner , hoy sobreseídas con sentencias firmes, sean reabiertas y generen nuevos problemas para la expresidenta. Alcanzaría con que aporte elementos para establecer que los jueces que sobreseyeron a los Kirchner no buscaban la verdad para apuntalar la idea de que si bien existió cosa juzgada, esta fue fraudulenta y por lo tanto es digna de ser revisada.

Manzanares, de 55 años, lleva un año y medio preso. Primero se exhibió duro e inquebrantable. Pero desde hace unos meses comenzó a enviar señales a la Justicia para declarar como arrepentido y salir en libertad. Sin ser su defensor designado, un conocido abogado en el foro local se presentó como su mensajero y visitó despachos de Comodoro Py con una oferta y una pregunta: "Mi cliente quiere declarar. ¿Qué datos necesita que aporte para recuperar la libertad?".

Pero Manzanares no se decidía a dar el paso. Cambió de abogados y concentró todas sus causas en el estudio de Alejandro Baldini, hombre de máxima confianza de Lázaro Báez y Carlos Zannini , exconjuez federal de Santa Cruz designado por Néstor Kirchner .

Acompañado por otro abogado, Roberto Herrera, Manzanares terminó por declarar antenoche ante el fiscal Carlos Stornelli . Una primera declaración, brindada días atrás y con el máximo sigilo, no le alcanzó para que sea tenido como arrepentido. Su nueva presentación deberá pasar, de todos modos, la prueba de ácido del juez Claudio Bonadio para obtener los beneficios del imputado colaborador y, eventualmente, la libertad.

Manzanares, de hecho, está preso porque lo ordenó Bonadio en la causa Los Sauces. Allí se investigan los alquileres que Báez y Cristóbal López pagaban a esa empresa de los Kirchner, que para la Justicia constituyen una maniobra de lavado. Bonadio comprobó que Manzanares les pidió a los inquilinos de los Kirchner que siguieran depositando los alquileres en una cuenta de Carlos Sancho, exvicegobernador y socio de Máximo Kirchner , para evitar que los fondos fueran embargados. Por eso lo mandó a detener y allanó su estudio. Se hizo allí de los papeles de sus vínculos con el hijo de la expresidenta.

El contador era el hombre de mayor confianza de Cristina Kirchner. Era uno de los pocos que accedían a ella en la casa de la calle Mascarello después de la muerte de su esposo.

Manzanares no solo atendió sus números durante años, también fue el hombre que intentó -sin éxito- que la familia Relats no se retirara de la administración del hotel Los Sauces, en tanto que su cercanía al poder lo ubicó también como síndico titular de la Comisión Fiscalizadora del Banco Santa Cruz, en 2016.

Conoce a tal profundidad los números de los Kirchner que fue perito del matrimonio en la causa por enriquecimiento ilícito que sobreseyó Norberto Oyarbide en 2009. Néstor Kirchner delegó el control de sus números, sus propiedades y sus cuentas en Manzanares, quizás el conocedor de todos los secretos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.