Maqueda explicó ante la Justicia cómo lo amenazó un joven de La Cámpora

Declaró como testigo ante Servini; dijo que lo presionaron para que convalidara la reforma judicial
Hernán Cappiello
(0)
4 de julio de 2013  

El ministro de la Corte Suprema de Justicia Carlos Maqueda ratificó bajo juramento ante la Justicia que fue amenazado por un joven que dijo pertenecer a la agrupación kirchnerista La Cámpora, quien lo intimidó para que no firmara el fallo que declaró inconstitucional la reforma judicial que logró aprobar el Gobierno en el Congreso.

Maqueda declaró como testigo en el despacho de la jueza federal María Servini de Cubría, en el Palacio de Tribunales, anteayer, a las 13. Sólo tuvo que bajar dos pisos desde su despacho para sentarse en un antiguo sillón frente a la magistrada, junto al fiscal federal Eduardo Taiano, quien tiene delegada la investigación.

El propio Gobierno promovió la denuncia para investigar esas amenazas, que trascendieron el mismo día, 18 de junio pasado, en que la Corte Suprema firmó un fallo que declaró inconstitucional una ley que establece la elección popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura.

El ministro de Justicia, Julio Alak , envió entonces un escrito a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que instó a realizar la denuncia. El sorteo -observado de cerca por un funcionario del Ministerio de Justicia- determinó que el caso recayera en el juzgado de Servini de Cubría.

En ese momento, el Gobierno, mediante un comunicado que fue leído por el secretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, declaró: "De corroborarse [la amenaza], se configuraría una situación de extrema gravedad por encontrarse comprometida la función de un miembro del máximo tribunal de Justicia de nuestro país".

La magistrada decidió que el caso lo investigara directamente Taiano, quien interrogó a Maqueda como testigo.

El juez, que llegó a la Corte en 2002, al aprobar el Senado el acuerdo pedido por el entonces presidente Eduardo Duhalde, relató las presiones que sufrió antes de suscribir la sentencia que impidió que los representantes de los abogados, de los jueces y de los académicos en el Consejo sean elegidos en las elecciones primarias del 11 de agosto.

Maqueda relató ante la jueza y el fiscal que, cuando salió del Palacio de Tribunales el 17 de junio pasado, caminó hasta su casa. Al llegar a la esquina de Cerrito y Santa Fe, advirtió un grupo de jóvenes que estaban reunidos. Siguió caminando, pero uno de ellos se desprendió del grupo y comenzó a seguirlo.

Dijo que se sintió amenazado cuando el joven le dijo que era vecino y que si no votaba como quería el Gobierno, convalidando la ley, "la iba a pasar peor que en 2001". Le dijo que sabía dónde vivía y que le iba a hacer la vida imposible.

Maqueda relató que se identificó como perteneciente a La Cámpora, según dijeron a LA NACION dos fuentes que tuvieron acceso a su declaración testimonial.

Dijo que no puede identificar al muchacho que lo siguió y lo increpó en la calle. Sólo pudo dar una somera descripción de su calzado porque dijo que mantuvo la cabeza gacha todo el tiempo mientras el joven le hablaba y le exigía convalidar la ley. Si bien el juez describió el hecho como un "momento desagradable", aclaró que no había sufrido ninguna agresión física.

El ministro de la Corte dijo que el joven caminó tras sus pasos, solo, y que no se sumó el grupo del que se desprendió al llegar a Cerrito y Santa Fe. Explicó que pasó un "momento desagradable", porque quien lo amenazó le gritaba y lo siguió unos metros en su recorrido.

Al día siguiente firmó, de todos modos, el fallo que declaró la "inconstitucionalidad" de cuatro artículos de la ley que estableció la reforma del Consejo de la Magistratura, incluyendo el que establecía la elección popular de sus miembros. Lo acompañaron sus colegas, excepto el juez Raúl Zaffaroni. El fallo significó un quiebre en las relaciones con la Corte: la Presidenta la atacó sin tapujos y la AFIP lanzó una investigación sobre familiares de Ricardo Lorenzetti, su presidente.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.