Marcha atrás oficial: las telefónicas no podrán acceder al mercado audiovisual con la nueva ley de medios