Marcha y discursos

Marcha peronista. Caras conocidas. Polémicos dirigentes.
(0)
23 de diciembre de 2001  

  • Marcha peronista. Las horas pasaban y la Asamblea Legislativa, convocada a las 19, no arrancaba. Las diferencias entre el PJ y la oposición parecían irreconciliables. Ajenos a estas negociaciones, en el Salón de los Pasos Perdidos se congregaba cada vez más cantidad de dirigentes y militantes justicialistas, con euforia contenida por su retorno al poder. La premisa era preservarse cautos, pero finalmente no se respetó: a viva voz se cantó la marcha peronista, el Himno Nacional y no se ahorraron gruesos epítetos al presidente saliente. “Parece una cancha de fútbol”, se quejaba por lo bajo un diputado radical.
  • * * *

  • Caras conocidas. El diputado de izquierda Luis Zamora dedicó su media hora de discurso a resumir la historia económica de los últimos 20 años. Criticó a todos, enfureció hasta hacerlo gritar a Raúl Alfonsín y terminó su intervención sólo cuando el presidente del cuerpo le cerró el micrófono. “Creo que nadie acá entendió el mensaje de la gente”, arrancó.
  • Luego criticó la legitimidad de la Asamblea para designar a un nuevo presidente. “La mayoría de ustedes que tiene cara conocida no puede caminar por la calle. Y Rodríguez Saá no puso el cuerpo para parar la represión contra el pueblo. Van a usurpar un triunfo que logró el pueblo”, gritó con lo que le quedaba de voz.

    * * *

    Polémicos dirigentes. El retorno del justicialismo al poder motivó que varios controvertidos dirigentes y ex dirigentes peronistas hicieran notar su presencia en el Salón de los Pasos Perdidos. Entre ellos, el ultramenemista César Arias (fiel ariete del ex presidente Carlos Menem), que saludaba exultante a sus pares. Con idéntico gesto festivo también se lo vio al ex intendente porteño Carlos Grosso.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.