María Eugenia Estenssoro: "Lilita no quiere hablar conmigo"

La senadora por la Coalición Cívica cuestiona la decisión de Carrió de ir con "Pino" Solanas y reconoce el fracaso de 2011; dice que el Gobierno busca estatizar los aeropuertos
Diego Sehinkman
(0)
6 de abril de 2013  

Viernes, 10 AM. La sesión tiene lugar en el departamento de la senadora en Recoleta.

–¿Qué cree que le pasó al avión donde murió su padre, José Estenssoro?

–Mirá, en el momento del accidente y los días siguientes, nunca pensé que podía ser un atentado. Empecé a pensar en eso cuando cada vez más gente en la calle me paraba, y me decía: "A su padre lo asesinaron". Un día un taxista que no me reconoció dijo: "Al presidente de YPF lo mataron". Entonces, empecé a decir: "Puede que ésa sea una realidad". De hecho, la caja negra del avión nunca se encontró. Él molestaba porque transformó YPF en una empresa competitiva a nivel global, pero que respondía a la política argentina, no a un partido. No puedo asegurarlo, pero puede haber sido un atentado.

–Mire esta foto [Julio De Vido con Sebastián Eskenazi, mayo de 2011, anunciando el descubrimiento de petróleo no convencional en Vaca Muerta]. Pensar que un año después Eskenazi estaba afuera.

–Ésa es la superficialidad. Cuando se hizo ese anuncio, había dirigentes de la oposición que estaban ahí aplaudiendo. ¿Cómo una empresa que ha dejado de explorar va a encontrar de pronto esos yacimientos que iban a quintuplicar la producción? Fue algo que se presentó para tapar la realidad: ese año habíamos perdido el autoabastecimiento.

–¿Le consta un vínculo particular entre Eskenazi y Kirchner?

–Y bueno, cuando Kirchner era gobernador se privatizó el Banco de Santa Cruz, y quien ganó la licitación fue Eskenazi. Y desde entonces era el banquero de Kirchner. ¿Cómo puede ser que una persona sin conocimientos en temas de petróleo, y sin capital, sea a quien eligió el Gobierno para regalarle el 25% de YPF? Algún favor le estaban haciendo. Mientras vivió, el que tomaba las decisiones no era Eskenazi, sino Kirchner.

–Eskenazi quedó afuera del negocio y, según dicen, en malos términos con Cristina.

–Yo no puedo creer que Cristina no supiera de los negocios que tenían todos estos contratistas del Estado, convertidos en multimillonarios.

–De modo que piensa que…

–[Interrumpe] Ahora parece que además empieza a haber una fusión entre Aeropuertos 2000 y los organismos aeroportuarios. Rafael Bielsa, que es de la política, está ahora en Aeropuertos 2000. A mí desde hace tres meses me vienen diciendo que empiezan funcionarios de una y otra área a fusionarse. Parece que va a haber también una reestatización de Aeropuertos 2000.

–¿Qué piensa de este afiche? ["Carrió presidenta, Estenssoro jefa de gobierno. Nos tratan de locas porque queremos gobernar sin corrupción"] Ella sacó 1,8%; usted, 3,32%.

–Evidentemente no hicimos una propuesta lo suficientemente convincente. Mucha gente piensa que es idealista pensar que uno puede gobernar sin pactar. Pero creo que Dilma Rousseff está dando un ejemplo interesante.

–¿Habla con Carrió?

–No. Con Lilita quiero aclarar que no tengo una charla personal desde la campaña de 2011. En algún momento, le he pedido reuniones. Pero ella no ha querido hablar conmigo, como con muchos dirigentes de la Coalición Cívica que tal vez no teníamos una visión similar a la de ella.

–¿Por qué no la atiende?

–Mirá, no lo sé. A veces necesita períodos en que se recluye en ella misma y no responde llamadas, y esto se ha prolongado y bueno, se ha prologando bastante...

–Mire esta foto ["Pino" y Carrió]

—Esto tal vez sea lo que nos ha separado políticamente con Lilita. No solamente a mí, sino a dirigentes como Alfonso Prat-Gay o Adrián Pérez. Nosotros creemos que el acuerdo sustantivo hay que hacerlo con el FAP y con el radicalismo.

–Ejercicio de gestión real: ahora usted es jefa de gobierno y tiene que diseñar una estrategia para que no se vuelva a inundar la ciudad. Tome el teléfono y haga la primera llamada.

–Llamo a Cristina. Y después a Scioli. Me parece fundamental. Si no trabajamos en conjunto…

–Real politik: Cristina no la atiende. Y Scioli la cita en 15 días. Ahora está sola. ¿Qué hace?

–Si bien no es mi tema, por lo que he estado viendo, en vez de entubar, hay que hacer drenajes a cielo abierto que son mejores. Además tenemos que mejorar el Servicio Meteorológico, para que anticipe mejor, y tomar medidas preventivas cada vez que hay una alerta.

–Me voy a permitir una maldad. Hablábamos de real politik. ¿A usted no le falta un poco de barro en los zapatos?

–[Piensa] Mirá. Tal vez yo no cuento las cosas que hago. Por ejemplo, el jueves pasado logramos que en el penal 48 de San Martín empiece a funcionar un taller de carpintería. Yo tengo una fundación, la Fundación Equidad, que reciclamos una cantidad de basura tecnológica y la transformamos en 2500 computadoras que donamos.

–¿Y por qué no lo cuenta?

–No me gusta utilizar la pobreza.

–Pero eso hace que mucha gente la identifique sólo como "esa mujer que habla en TN".

–Es verdad, te lo tomo. Es que a mí no me gusta promocionarme.

–¿Dejamos acá?

Historia clínica

Edad: 54

Cargo: senadora

  • Ocupación

    Periodista. Política. Senadora por la ciudad para la Coalición Cívica. Actualmente busca un acuerdo con el FAP y con el radicalismo, en unión con otros miembros de la CC, como Alfonso Prat-Gay y Adrián Pérez
  • Motivo de consulta

    Tras el enfriamiento de su relación con Elisa Carrió refiere ansiedad por consolidar un frente con el FAP y el radicalismo
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.