María Eugenia Vidal, Felipe Solá y Julián Domínguez coincidieron en que la deuda en la provincia es la inseguridad