Suscriptor digital

María Eugenia Vidal recibió cuatro amenazas en menos de 24 horas, pero no modificó su agenda

Un cartucho de escopeta en el garaje de la casa de Castelar que la gobernadora ya no ocupa y tres llamados intimidatorios se sucedieron entre ayer y hoy; sospechas sobre la policía y el Servicio Penitenciario
María José Lucesole
(0)
23 de agosto de 2016  • 15:10

LA PLATA.- “Tenemos un cartucho de escopeta en el garaje de casa”. María Eugenia Vidal notificó así a su equipo, anoche, del hallazgo en su casa, en Castelar. El cartucho es de escopeta calibre 16.

Poco antes había recibido un total de tres llamadas con un mismo mensaje: “Mañana le explotamos la gobernación a Vidal”. El mensaje no varía en los tres llamados al 911 registrados en menos de 24 horas.

El primer mensaje es una voz de hombre, que llamó desde un teléfono público desde la Unidad ° 9 del Servicio Penitenciario Provincial. El segundo y el tercer llamado provienen desde un celular de esta capital. La voz no es la misma. El mensaje sí se repite: “Le explotamos la gobernación a Vidal”.

La gobernadora no cambió su rutina. Hoy por la mañana, mientras el ministro de Seguridad le informaba las últimas novedades en la investigación, Vidal recorría un hospital público de San Martín junto al intendente local, Gabriel Katopodis.

Antes de ir allí, dijo a la cadena CNN: “Hacer lo correcto pone incómodos a algunos sectores”.

"La gente votó que vayamos contra los policías que conviven con el delito, votó que saquemos del Servicio Penitenciario a aquellos que también son funcionales al delito, votó que eliminemos las mafias de negocios que había dentro del Estado, combatir el juego ilegal, y todo eso tiene costos", explicó Vidal.

En el gabinete provincial manejan tres hipótesis para explicar la sucesión de intimidaciones: oportunismo político, nostalgia de desestabilización, o mafias.

El foco está en dos instituciones del Estado: policía y Servicio Penitenciario. La policía tiene 100.000 hombres. El Servicio Penitenciario tiene otros 30.000. Es una suerte de ejército armado que Vidal intenta gobernar, con resistencia de los sectores que aún conviven con el delito.

Pero los mensajes también llegaron a Vidal luego de que se hicieran públicas varias denuncias contra el ex gobernador Daniel Scioli por supuestas cajas negras en IOMA, Loterías y Casinos, o el Ministerio de Salud.

Rápido de reflejos, Scioli ya expresó su solidaridad con Vidal, ayer por la noche.

El cartucho hallado en la casa de Castelar que habitaba la gobernadora
El cartucho hallado en la casa de Castelar que habitaba la gobernadora

Interrogantes

La gobernadora no alterará su rutina. Mañana tendrá reunión de gabinete y analizará los avances de la investigación que instruye la fiscal Leila Aguilar. La representante del Ministerio Público podría ordenar una requisa en el pabellón de buena conducta de la Unidad N°9 para terminar de identificar al preso que realizó el llamado.

Algunos interrogantes quedan flotando en el gobierno. ¿Alguien de afuera encargó el mensaje? ¿Por qué no se activó el disco que avisa que es un llamado desde la cárcel?

El Servicio Penitenciario es investigado para dar respuesta a estos interrogantes.

Mientras el gobierno busca respuestas a estas preguntas, Vidal encontró la solidaridad del presidente, Mauricio Macri : “No nos van a parar”, dijo el mandatario.

En tanto otros funcionarios de la provincia de Buenos Aires también expresaron su solidaridad con la gobernadora. El Fiscal de Estado de la Provincia de Buenos Aires, Hernán Rodolfo Gómez, manifestó su solidaridad, “reafirmando el compromiso institucional del organismo en el acompañamiento de todas aquellas decisiones que tengan por finalidad transparentar la actividad de los funcionarios públicos, como así también el respeto a las normas constitucionales y legales vigentes".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?