Mariotto reavivó el fantasma de las candidaturas testimoniales

El vicegobernador bonaerense dijo que se postulará si se lo pide la Presidenta; otros funcionarios prefieren el silencio
Marcelo Veneranda
(0)
3 de mayo de 2013  

Con apenas media frase, el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, reavivó uno de los fantasmas que los kirchneristas de la provincia de Buenos Aires creían haber enterrado luego del fracaso electoral de 2009: la apuesta por candidatos testimoniales para encabezar las listas del Frente para la Victoria en los comicios legislativos de octubre.

"Yo sería lo que me pida la Presidenta", dijo ayer el vicegobernador, cuyo mandato vence en 2015, cuando le preguntaron si estaba dispuesto a ser candidato testimonial en las elecciones de este año. "Porque formo parte de un proyecto y no tengo expectativas individuales", explicó.

Esto último, diferenciarse de quienes tienen "expectativas individuales", es uno de los dardos que Mariotto dirige a Daniel Scioli cada vez que tiene oportunidad para criticar las aspiraciones presidenciales del gobernador bonaerense. Pero, esta vez, el mensaje de la obediencia estricta a las decisiones de Cristina Kirchner impactó dentro de las filas del oficialismo.

Así lo dejó en claro el propio Mariotto ante los hombres de su entorno. "Yo no me candidateé a ningún cargo. Soy un soldado de la Presidenta y que si me piden ser candidato, voy a ser. Lo mismo si me pidieran dejar el cargo o ser concejal", dijo entre los suyos.

No es el mismo entusiasmo que se percibe entre los kirchneristas que mejor cotizan en las encuestas bonaerenses, entre otros, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. En esos y otros casos, sin embargo, reina el mismo convencimiento: si la Presidenta lo decide, serán candidatos. Lo que no significa que salgan a "agitar alegremente" esa bandera, como dijo un kirchnerista bonaerense.

Es que el recuerdo de la derrota de 2009 sigue fresco entre quienes se plantaron como candidatos sólo en el papel. En la lista de diputados nacionales, detrás de Néstor Kirchner se ubicaron Scioli (segundo) y Sergio Massa (cuarto). En el conurbano, 18 de los 24 intendentes kirchneristas se candidatearon como concejales.

En rigor, la candidata que goza de mayor consenso para encabezar la lista del kirchnerismo bonaerense es la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, que debería dejar su cargo para asumir en Diputados. "Cristina no quiere que deje el ministerio, la necesita ahí", afirmó un funcionario. Lo que no significa que no sea candidata. Ese consenso se resquebrajó cuando el periodista Horacio Verbitsky afirmó que la ministra nunca fijó domicilio en la provincia. Fuentes judiciales confirmaron ese dato e indicaron que Alicia Kirchner mantiene domicilio en Santa Cruz. Esa puerta, sin embargo, sigue abierta: existe tiempo hasta el 25 de mayo para reclamar cambios de domicilio.

Amparo contra las internas

El diputado massista Rubén Eslaiman presentó ayer un amparo para frenar las internas abiertas bonaerenses al exigir una actualización de las categorías de concejales acorde al censo 2010. El sciolismo respondió a través del diputado Martín Cosentino: "Massa quiere ganar tiempo tratando de suspender las PASO".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.