Marta Yáñez: “Todos los peritos son de la Armada; no descarto buscar expertos extranjeros”

La jueza que investiga lo que pasó con el submarino considera que la reconstrucción es más compleja que la de la tragedia de Once
La jueza que investiga lo que pasó con el submarino considera que la reconstrucción es más compleja que la de la tragedia de Once
Mariela Arias
(0)
1 de febrero de 2018  

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, cumplió su segundo día de toma de declaraciones testimoniales en la causa en la que investiga la tragedia del ARA San Juan . Ayer fue el turno de los auditores de la Armada, quienes hicieron una inspección en diciembre de 2016 y detectaron fallas en la nave. “Quiero saber cuál era la gravedad de esas fallas y si podrían poner en peligro tanto el barco como la tripulación”, afirmó Yáñez en un reportaje telefónico con LA NACION.

El informe de la Armada forma parte de las doce cajas que analiza la jueza federal, quien por ahora caratuló la causa como “averiguación de ilícito” y no descarta llamar a todo el que esté involucrado, incluso a la comisión de submarinistas expertos que investiga el siniestro. “Pretendo detectar si tras la inspección se lograron superar las falencias de alistamientos detectadas previamente”, afirmó Yáñez.

Convencida de que la dimensión de este caso “supera a la tragedia de Once”, la magistrada reveló que mantiene bajo estrictas medidas de seguridad la información que le envió la Armada y dijo que le gustaría conocer a los familiares de los submarinistas para que sepan cómo está llevando la causa. Durante la feria judicial estuvo solo con seis personas trabajando en el juzgado: “La llevo en forma exclusiva, hay cosas que no quiero que trasciendan”.

–¿Cómo fue la declaración de los dos submarinistas que no abordaron el ARA San Juan en Ushuaia?

–Me dieron su versión sobre lo que vivieron en el viaje de ida, de Mar del Plata a Ushuaia. Informaron alguna avería, pero la minimizaron porque por su condición de marinos y submarinistas están acostumbrados al riesgo. No pudieron dar precisiones de otras averías, pero sí me detallaron las funciones que tenían los 44 submarinistas. Y precisaron la misión que llevaban y el detalle de los ejercicios que realizaron en la Bahía de Ushuaia, apoyados en la flota de superficie. Fue un ejercicio en el que debían hundir un buque viejo.

–¿Fueron acompañados por un hombre de la Armada?

–El que comparece a dar testimonio no tiene que ir acompañado por abogado. Estas personas fueron acompañadas por un letrado de la Armada, al que no tuve oportunidad de saludar. Él no participó de la audiencia. Declararon bajo juramento, como cualquier ciudadano.

–¿Cómo están anímicamente?

–Ya pasó un poco de tiempo. Uno refirió que está muy cerca de los familiares, ya que lo pasaron a cumplir actividades en la base de la Armada en Mar del Plata. Están todos con expectativas. La Armada, como institución, también tiene que saber qué pasó con el buque.

–¿Qué aportes esperan reunir?

–Hoy [por ayer] comparecen auditores que hicieron una inspección en diciembre de 2016 y detectaron fallas de alistamiento y en la navegabilidad que podrían poner en peligro al ARA y la tripulación. Declaran los que firmaron esa inspección. El jueves [hoy] viene [el capitán de navío Enrique] Balbi, vocero de la fuerza y excomandante del ARA Salta; en su condición de submarinista podrá aclarar la gravedad de las falencias que se detectaron.

–¿Qué aportó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en su declaración por escrito?

–Fue el primero en declarar y aportó, en noviembre, la organización del Ministerio de Defensa, cómo se anotició del hecho, qué le dijeron y todo lo que sumara sobre qué pudo pasarle al submarino. No creo que su comisión de expertos pueda llegar a saber qué pasó. Lo normal sería que hagan el aporte a la Justicia. Si entendiera que sirve lo que están investigando, los podría llamar a testimonial y que declaren en la causa bajo juramento. Va a comparecer muchísima gente en esta causa.

–¿Hasta dónde llegará su investigación?

–Depende de los pasos que demos y los pasos que vamos verificando. Si hay responsables de alguna omisión, falta de funcionario público, estrago culposo, adonde sea que nos vaya a derivar la investigación. Yo estoy trabajando con personal de feria, hice reintegrar a dos personas, somos seis. La llevo en forma exclusiva. Hay muchas cosas que no queremos que trasciendan.

–¿Está al tanto de la versión que indica que el ARA San Juan había detectado en otra misión un submarino británico?

–En las últimas horas se lo escuchó con mucha fuerza. Porque alguien filtró la documentación, Es un informe de patrulla que hizo el comandante del submarino [Pedro] Fernández después de terminar el patrullaje entre el 1º y el 19 de julio. Tengo los papeles en el juzgado. No se puede descartar, es de difícil prueba. Menos si no conseguimos encontrar el ARA San Juan. Si tenemos el objeto material y tuviéramos algún motivo de peritaje para avanzar sería mejor. Con este tema no podemos entrar en suposiciones. Me llamó la atención a mí que haya trascendido. Quizá se filtró por la querella, a quienes les hemos mostrado todo. Ni el secretario ni yo dimos la documentación, tenemos la caja bajo llave. ¿Puede haber salido de la propia Armada? ¿A quién beneficia? A mí y al avance de la causa no.

–¿Cómo sigue el proceso?

–Quiero establecer un orden que me permita ir avanzando. En una terminología tan técnica como la naval, hay mucha información para descifrar. Para el aporte de la causa me parece necesario desentrañar las cuestiones técnicas, las condiciones en las que navegaba, las comunicaciones, quién habló con quién.

–¿Está conforme con la marcha de la investigación?

–Yo estoy conforme. Pido a todos paciencia y la conclusión a la que yo vaya a arribar la tiene que entender todo el mundo, no solo la Armada.

–¿Tendrá asistencia técnica?

–La asistencia técnica son los peritos. El problema puntual que tenemos es que todos los peritos son de la Armada, entonces seguramente la querella tendrá que buscar asesoramiento propio. No descarto ir afuera, a los fabricantes o a la Armada de EE.UU. para tener dictámenes que no tengan visos de parcialidad.

–¿Citará a los jefes de la fuerza apartados del cargo?

–No se descarta nada. Esto es solo el comienzo. Es una estructura muy grande, demasiado burocrática. Quedaron falencias de la reparación de media vida del submarino, pero se detectaron múltiples más. Quiero ver en qué proporción determinaría el resultado final, determinar cómo zarpó y juntar los elementos. Es una reconstrucción muy compleja. No es la tragedia de Once, lamentablemente esto lo supera. Tengo todo agregado a la causa, porque pedí todas las misiones anteriores.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.