Más protestas contra el corralito, el ajuste y la desocupación

Reclamos cruzados de distintos sectores
Reclamos cruzados de distintos sectores
(0)
31 de enero de 2002  

Ahorristas, deudores, empleados y desocupados salieron a la calle ayer en las principales ciudades del país para reclamar por sus derechos.

En la Capital Federal los primeros en manifestarse fueron los ahorristas, que a la mañana se juntaron frente al Ministerio de Economía y al Banco Central para reclamar la devolución de sus depósitos, mientras en las puertas de los bancos se formaban interminables filas de personas que intentaban comprar dólares ante el temor de una nueva disparada del valor de la divisa norteamericana.

Otro grupo de damnificados por el corralito organizó una marcha que partió de la avenida Corrientes y Medrano y efectuó un "escrache" frente a cada sucursal bancaria que encontraban a su paso. En las fachadas de los bancos los manifestantes pegaban obleas con la leyenda "cerrado por falta de fondos".

Corralitos humanos

Los vecinos que integran la asamblea permanente de los barrios de Belgrano y Núñez realizaron una marcha contra los bancos ubicados sobre la avenida Cabildo. En este caso, los ahorristas formaron un corralito humano en cada una de las sucursales por las que pasaba la marcha. "Queremos inmediatamente la devolución de los depósitos porque la plata para comprar y vender dólares que utilizan los bancos es la nuestra que quedó en el corralito", dijo un manifestante.

En La Plata también hubo protestas por el mismo motivo. Los vecinos eligieron el frente de la casa del ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, para hacer un cacerolazo contra el corralito.

Por la tarde, deudores que rodearon el Congreso exigiendo la pesificación de las deudas hipotecarias superiores a los US$ 100.000. Los manifestantes hicieron un cordón humano en las inmediaciones del Parlamento e incluso un joven se crucificó sobre una columna de luz, para mostrar su descontento ante el mantenimiento de su hipoteca en dólares.

Enojo en el interior

En el interior del país también se vivió una jornada de marchas y protestas, aunque los reclamos giraron en torno del pedido del pago de sueldos atrasados y la entrega de planes Trabajar.

En Salta, más de cuatro mil personas, que se identifican con la Multisectorial que agrupa a referentes de la Corriente Clasista y Combativa y del CTA, marcharon por las calles de la capital provincial pidiendo la reducción del gasto político y la restitución del 13 por ciento.

En Santa Fe, más de 2000 docentes se juntaron en el centro de la ciudad con bombos y pancartas para protestar por un inminente ajuste que estaría por aplicar el Ministerio de Educación provincial.

En Neuquén, cientos de obreros que trabajaban en la fábrica Zanón -que cerró hace cuatro meses- cortaron el tránsito sobre el puente que une esa ciudad con Cipolletti en reclamo de la reapertura de la planta.

Otra ciudad que ayer quedó aislada fue Resistencia, la capital del Chaco, donde más de un millar de desocupados exigió la continuidad de planes laborales.

Protestas similares se vivieron en la localidad misionera de El Dorado, donde doscientos desocupados cortaron la ruta 12 en reclamo de ayuda alimentaria, y en la capital catamarqueña, donde un grupo de esposas de choferes de la línea de colectivos El Nene realizó un cacerolazo exigiendo una solución al conflicto salarial que viven sus maridos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.