Continúa la controversia por la Operación Tigre. Más revelaciones británicas