Campaña. Massa gastó $ 3,20 por cada voto; Insaurralde, $ 8,15